Crítica: Devil Inside

Título:  Devil Inside
Título original: The Devil Inside
Director: William Brent Bell
Género: terror
Duración: 83 minutos
Fecha de estreno en España: 16 marzo de 2012
Intérpretes: Fernanda Andrade, Simon Quarterman, Evan Helmuth, Suzan Crowley, Ionut Grama, Bonnie Morgan, Brian Johnson.
Devil Inside, tráiler Red Band
Devil Inside, tráiler español
¿Debo ir a verla? ½☆☆☆☆ Peor imposible. Debería barrer en los Razzies del 2013.

Mezclen todos los tópicos de las películas de exorcismos con una estética de falso documental. Posiblemente, la peor de las combinaciones daría como resultado Devil Inside.

El norteamericano William Brent Bell ha ideado una película que es puro cálculo. No hay ni una pizca de originalidad en ella y, desgraciadamente, el talento brilla por su ausencia.

El largometraje sigue los pasos de Isabella, una joven que vio como su madre era ingresada en un sanatorio mental romano después de cometer varios crímenes durante una sesión de exorcismo. En busca de una explicación al comportamiento de su progenitora, la chica decide rodar un documental que desentrañe el peculiar caso . Para descubrir más sobre lo ocurrido, Isabella se traslada a la capital de Italia, donde conseguirá la ayuda de unos religiosos que pretenden convertirse en exorcistas, aunque en realidad ya practiquen esa actividad de espaldas a la Iglesia Católica.

Con este argumento nada original, el director estadounidenses nos presenta un espectáculo que tiene todos y cada uno de los elementos de la mayoría de filmes  con endemoniados, aunque presentado con la estética sucia y documental de muchas películas del denominado found footage. Lástima que la falta de talento e inventiva del director impidan que el largometraje esté a  la altura de la notable El último exorcismo, una cinta que partía de los mismos ingredientes que la película de Brent Bell, aunque los aprovechaba para hacer un inteligente retrato sobre Estados Unidos  y los siempre dudosos métodos de  aquellos que se encargan de expulsar el demonio de los humanos.

Diálogos que oscilan entre lo pretencioso y lo pueril, una cámara mareante, unas gotas de terror efectista y las interpretaciones penosas de todo el reparto convierten a  Devil Inside en uno de esos productos que nunca deberían haberse estrenado en pantalla grande. En resumidas cuentas, pura basura.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...