Crítica: ‘El alucinante mundo de Norman’

Largometraje en stop motion con arranques de genio, aunque no acaba de definirse lo que quiere ser.

Paranorman

Resulta de lo más curioso confrontar la cantidad de apuntes inquietantes que podemos hallar en buena parte de los considerados films para la infancia con el despliegue de complacencia del que hace gala constantemente la producción convencional para los adultos, como si estos, en su conservadurismo, fueran más reacios a ser asustados (entiéndase esta palabra en toda su complejidad) por las imágenes que desfilan ante sus ojos. Se podría situar históricamente el inicio de esta vertiente de la animación que se atreve con temas como la muerte o la alienación en fechas recientes, pero lo cierto es que ya en esos cuentos que tienen siglos de antigüedad se pueden encontrar situaciones abismales que retan a la inocencia infantil.

El asombroso mundo de Norman, en la que los muertos juegan un papel esencial, no necesariamente terrorífico, busca inscribirse en esa galería de cuentos mágicos que dejan a los niños dormidos y fascinados. De hecho, toda la trama se reduce a la necesidad que tiene el protagonista de dormir mediante una historia a una pequeña con poderes paranormales, triste y despreciada por la sociedad, para poder salvar a su pueblo. En sus momentos más logrados, sobre todo en el vigoroso clímax, la película se cuestiona la propia naturaleza de su imagen, sumiendo a Norman en el vacío mientras el cuento sufre uno de esos giros que tanto agradece la imaginación de los más pequeños.

Más allá de estas cuestiones estructurales, y del valor innegable de su animación, El asombroso mundo de Norman sufre de esquizofrenia, lo que perjudica su completo disfrute. Lo que empieza como un homenaje a la serie b con muertos vivientes, se torna en una comedia bastante tontorrona y escasamente original sobre los freaks del colegio. Los momentos de terror serio, probablemente los más destacables, abren una nueva ventana. Pero no es la última. En un momento dado, un giro argumental sitúa la crítica sobre los vivos, seres abominables e irracionales que, no por casualidad, habitan un pequeño pueblo del interior de los Estados Unidos.

Los constantes cambios de piel, algunos claramente gratuitos, no sientan del todo bien al film, que busca ser demasiadas cosas, tal vez en un intento de capturar nichos de mercado bien distintos. Aún así, se gana un lugar destacado en el panorama de la animación tenebrosa. Sin llegar al nivel de brillantez conceptual y formal de ‘Los mundos de Coraline’, ni al fastuoso carisma iconográfico de ‘Pesadilla antes de Navidad’, genera al menos más entusiasmo que las desangeladas incursiones de Tim Burton en este campo.

Titulo: El alucinante mundo de Norman
Título original: Paranorman
Director: Sam Fell, Chris Butler
Duración: 92 minutos
Género: Animación, Terror
Fecha de estreno: 21 de diciembre
El alucinante mundo de Norman, tráiler final en español
¿Debo ir a verla? ★★★☆☆

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...