Crítica: El americano

El americano crítica

Título: El americano
Título original: The american
Director: Anton Corbijn
Género: thriller
Duración: 105 minutos
Fecha de estreno en España: 17 de septiembre
Intépretes: George Clooney, Violante Placido, Paolo Bonaccelli
El americano, trailer español
The American, primer trailer
¿Debo ir a verla? ★★★☆☆ Correcto thriller que navega a contracorriente en su triste y romántico retrato de un asesino a sueldo.

El americano esconde varios puntos de interés bajo su sencilla superficie. La manera en la que Anton Corbijn retuerce y exprime un thriller extremadamente lineal a través de un ritmo reposado e imágenes sensoriales y melancólicas supone todo un bofetón en la cara de la ruidosa concepción del thriller actual.

Lejos de dejarse llevar por la vertiente conspiranoica y la acción apresurada de joyas como la trilogía Bourne (con la que sobre el papel, El americano comparte muchos puntos en común) o toda la ristra de títulos por el estilo, la película apuesta por potenciar al máximo el retrato de la soledad y la angustia de un hombre atrapado deseando ser redimido a través del amor, sin tampoco llegar a atragantarnos con ínfulas intelectuales.

Sólo así se entiende la simbología desplegada por Corbijn a lo largo del relato, que oscila entre lo brillante y lo pedestre. Mientras que el desesperado romance de Jack con la prostituta Clara aparece repleto de momentos estimulantes, elegantes y abiertamente sexuales, la relación del personaje con el cura interpretado por Paolo Bonacelli hubiera requerido de más enjundia. Corbijn, reputado fotógrafo y director de vídeos musicales, reconoce que aún está buscando un lenguaje propio en el cine, y desgraciadamente eso se nota en algunos momentos cumbre de El americano.

Cada vez que puede producirse una escena de acción ésta queda reducida al mínimo, algo que no es un inconveniente en absoluto. Pero no puede decirse lo mismo de las situaciones de suspense que adornan el relato, y en las que creo que Corbijn no abunda suficientemente. El conjunto queda así huérfano en todo lo que no ahonda en el desamparo de su protagonista, algo que no favorece a una película que se mueve, al fin y al cabo, en la esfera del thriller.

No obstante, El americano es un sobrio espectáculo que al final gusta, gracias a la sobria y melancólica atmósfera que el director holandés imprime a la cinta. Simplificando, se trata de un film de género netamente americano contado, si se quiere decir así, a la manera europea. Y lo último, pero en realidad lo más importante: no podemos olvidarnos de la presencia de un George Clooney perfecto en su retrato de mortificado y silencioso asesino. El actor sostiene con gran seguridad toda la historia y demuestra que le gusta arriesgarse en su carrera más que a un tonto un lápiz.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...