Crítica: El Equipo A

El Equipo A crítica

Título: El Equipo A
Título original: The A team
Director: Joe Carnahan
Género: Acción
Duración: 110 minutos
Fecha de estreno: 30 de julio
Intépretes: Liam Neeson, Bradley Cooper, Sharlto Copley, Jessica Biel
El Equipo A, trailer final español
El Equipo A, 10 clips espectaculares
El Equipo A, nuevo trailer y póster
¿Debo ir a verla? ★★★½☆ Entretenidísimo show de acción que acaba arrastrándonos gracias a su descaro y lo bien filmada que está.

Escribo estas líneas apenas unos minutos después de una proyección de ‘Origen’, de Christopher Nolan, que como esperábamos todos de ella, va a romper con todos los esquemas de producciones veraniegas en la misma medida que lo hizo ‘El caballero oscuro’ o incluso ‘Matrix’. Pero nada de ello me va a impedir apreciar como merece un film como El Equipo A, un simple y estupendo fuego de artificio que consigue hacernos olvidar su falta de originalidad para presentarnos un entretenimiento sin límite, facturado con inusitada alegría y entusiasmo, una golosina perfecta para una época estival que este año ha tardado más en presentarse de lo que debía.

Y todo ello gracias a la labor de Joe Carnahan, que dirige el asunto con el entusiasmo de un niño con zapatos nuevos y logra a través de su puesta en escena transmitir esa alegría al espectador. El realizador, que hasta ahora nunca me había convencido del todo (repito: hasta ahora) parece tener un ojo puesto en los espectáculos de acción pergreñados por el infravalorado Jerry Bruckheimer (atención al juicio que culmina con la detención del Equipo A y su parecido con los títulos de crédito de ‘La Roca’, precisamente la culminación del cine de Bruckheimer), y el otro en la referencialidad y el espíritu juguetón del Tarantino de ‘Kill Bill’. Y todo ello con la estética musculosa y excesiva de un Michael Bay algo más relajado, algo que permite que los actores tengan su lugar en el show, que se diviertan y consigan transmitir su química a la platea.

La película comienza con un larguísimo prólogo que nos presenta el origen del equipo, para luego saltar con comodidad al Irak actual. Carnahan sabe presentarnos las cosas en un blanco y negro pero sabe permitirse algún tono gris, siempre teniendo en cuenta en qué clase de film nos encontramos. La química testosterónica entre sus actores funciona y la aceptamos de buen grado, gracias a un Liam Neeson más alegre de lo que nos tenía acostumbrados y la aceptable labor de un reparto que, en su totalidad, sabe sortear los obstáculos y definir en cuatro trazos sus personajes dejándonos siempre con ganas de más (personalmente me quedo con Sharlto Copley). La odisea por limpiar su nombre que sigue después sigue tanto los parámetros de la serie original como, sobre todo, los de un thriller de acción que de tan excesivo resulta voluntariamente paródico.

El director juguetea con el montaje y todos los elementos a su disposición para dar algo especial a cada escena de acción, afectando a la linealidad de la sencilla trama y alternando en la misma medida diálogos y explosiones para hacer avanzar la convencional acción con un desparpajo inusitado. Esta soltura y naturalidad hace que estemos siempre pendientes de lo que pasa en pantalla sin que las referencias a la serie y otras bromas imposibles (como el cachondeo abierto al cine en 3D) lleguen a afectar a la credibilidad del film. Carnahan crea un film donde lo inverosímil es moneda de cambio, y nosotros aceptamos el trato. Todo esto y más saca El Equipo A del abismo de la falta de ideas, logrando que olvidemos lo innecesario de la adaptación, por mucho que la serie fuera entrañable.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...