Crítica: El impostor (2012)

Inquietante documental que sigue la estela de acercamiento a la ficción de ‘Man on wire’ o ‘Garbo. El espía’ contando con la complicidad del protagonista.

The imposter

Con total sinceridad, no me ha sorprendido al investigar durante unos pocos minutos sobre El impostor que su productor ejecutivo es John Battsek, auténtico gurú del nuevo documental, responsable también de la exitosísima ‘Searching for sugar man’, de ‘Restrepo’ o de ‘Proyecto Nim’, el último largometraje estrenado por estos lares de James Marsh. Precisamente con ‘Man on wire’, de este último director, guarda ciertos parecidos el film que ahora llega a nuestras pantallas, que se suma a una tendencia que no por estar ya tan absolutamente implantada que forma parte incluso de los temarios de las escuelas de cine, merece ser menos reseñada.

Esta irrefrenable evolución hacia el híbrido es la que está llevando a buena parte de la producción documental (al menos, a la que obtiene una mayor relevancia de cara al público mayoritario) a acercar sus cauces narrativos a los de los géneros clásicos de la ficción, en paralelo a ese otro movimiento que ha llevado a las propuestas ficcionales, al menos a nivel de puesta en escena y textura de las imágenes (el prólogo de ‘Salvar al soldado Ryan’ podría considerarse el chispazo inicial en este sentido), a heredar cierto pulso documental.

En El impostor, su director Bart Layton es tan consciente de su filiación a esta tendencia que se decide a llevarla al terreno de la exageración, desplazando el interés del contenido de la historia a la propia forma documental en un laberinto de espejos deformantes que nos lleva de un protagonista experto en el juego de la suplantación (o que por circunstancias misteriosas decide entrar en él, lo que resulta ciertamente aterrador) a unas imágenes de reconstrucción propias de programas informativos sensacionalistas, para las que ha contado con la complicidad del propio Frédéric Bourdin, tan atónito como el propio espectador ante la naturaleza de lo que hizo.

Organizada como uno de esos thrillers del que se conocen casi todas sus sorpresas desde el principio (excepción hecha de la sospecha que levanta el propio Bourdin, de la que no daremos más detalles), pero que sorprende por la asombrosa forma en que discurren los hechos. Estos, y es curioso que no los hayamos nombrado hasta el final de la crítica, tienen un punto de partida curioso y recurrente. De una cabina telefónica de Linares, en la tradición de Superman y López Vázquez, un misterioso ciudadano francés sale transformado en un joven de Texas varios años menor que él y desaparecido en extrañas circunstancias, cuya familia parece desesperada por recuperar. Ante historias de esta envergadura, propias de una raza humana que no deja de sorprendernos, lo que podríamos definir como «documental de ficción» se carga de razones para continuar su progresivo fortalecimiento.

Titulo: El impostor
Título original: The imposter
Director: Bart Layton
Duración: 98 minutos
Género: Documental
Fecha de estreno: 10 de mayo
‘El impostor’, tráiler de un prestigioso documental
¿Debo ir a verla? ★★★½☆

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...