Crítica: Eleven men out

11menoutposterr

Título original: Strákarnir okkar
Título: Eleven men out (Fuera del vestuario)
Duración: 85 min.
País: Islandia, Finlandia, Reino Unido
Año: 2006
Género: Comedia
Director: Róbert I Douglas
Guión: Róbert I Douglas
Intérpretes: Björn Hlynur Haraldsson, Damon Younger, Arnaldur Ernst, Helgi Björnsson, Sigurður Skúlason, Þorsteinn Bachmann, Björk Jakobsdóttir, Pattra Sriyanonge, Marius Sverrisson
Fotografía: Magni Ágústsson
Música: Barði Jóhannsson. Mínus
Producción: Júlíus Kemp. Ingvar Þórðarson. Sam Taylor
Estreno España: 28/12/2007
Web oficial: http://www.elevenmenout.es/

Eleven men out o Fuera del vestuario, apostilla que lleva el título en la distribución hispana, llega a España dos años después de su debut y tras haberse paseado tímidamente por festivales como el de Toronto, Berlín , Dublín o Belfast.

El responsable de esta peculiar y bulliciosa comedia futbolera con temática gay es el islandés Róbert Douglas, autor de Icelandic Dream, opera prima que se calificó como una de las tres mejores cintas del 2000 en Islandia .

hommar

Teniendo en cuenta la prácticamente nula distribución de la cinematografía islandesa en nuestro país, esta cinta se presenta como una oportunidad de conocer las particularidades del cine que se viene haciendo en un país donde, dadas sus extremas características climáticas, el cine se constituye en una de las principales vías de ocio para los jóvenes, a pesar de casi doblar el precio de nuestras entradas.

Los contenidos propiamente dichos de Eleven men out no aportan nada especialmente reseñable. Sin embargo hay que apuntar que presenta cierta audacia en el contexto en que ubica la trama y el tono con el que se aborda un tema que se está haciendo bastante socorrido en los últimos tiempos.

La historia que se nos cuenta nos presenta a un destacado, atractivo y arrogante delantero de un equipo de la liga aficionada islandesa cuyo engreimiento por no aparecer en portada de una revista provocará que haga pública su condición sexual como reclamo para conseguir mayor protagonismo. Una vez fuera del armario, se desatarán en cadena toda una serie de circunstancias e incidentes que no nos resultarán en absoluto ajenos a pesar de la distancia física y cultural que separa esta sociedad de la nuestra.

La película tiene un ritmo vivaz que permite su visionado sin permitirnos caer en el tedio, pero transita por derroteros donde se suceden los tópicos sobre el mundo gay, sin que se llegue a delimitar muy bien dónde está la realidad y dónde la parodia.

11-men-out

Lo más atractivo para un servidor se centró en la particular ironía y sarcasmo del humor que se respira de principio a fin, con unos diálogos francamente frescos, corrosivos y desvergonzados, que reflejan una forma de relacionarse descarada e hiriente, pero más saludable en el fondo por lo que tiene de sincera.

Todo ello unido a una visión del fútbol muy diferente a la que conocemos, a unas interpretaciones muy acertadas y al exotismo de unas situaciones y un entorno poco habitual, hacen de esta comedia un producto amable y refescante, que nos invita a ser más permisivos y benévolos en la aceptación de esta propuesta que en otras circunstancias hubiera sido muy diferente.

Con todo, una comedia recomendable para quien busque solazarse un rato sin mayores pretensiones fuera del tono uniforme de la oferta imperante. Y aviso para navegantes (aunque no debería): el resultado del partido acompaña a los créditos, no vayan a salir de estampida antes de tiempo.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...