Crítica: G.I. Joe. La Venganza

La secuela de la película original renueva parcialmente la franquicia con nuevos actores y un tono más ‘Fast and Furious’. Y se queda a medio gas.

Secuela de los muñecos Hasbro y acción a mogollón

Con la saga ‘Transformers’, también basada en una franquicia de muñecos de acción de Hasbro, la industria confirmó el potencial en taquilla de la factoría de juguetes y sus productos de ocio infantil y adolescente. No obstante, y al igual que con la reciente ‘Battleship’, la primera cinta de G.I. Joe, dirigida por Stephen Sommers (‘La Momia’), no acabó de dar el la diana, ni siquiera en la de la taquilla. Quizás, el estilo de aventura clásica y burlona que tan bien se le da a aquel director no se llevaba del todo bien con la tecnología exhibida por sus protagonistas. O a lo mejor, simplemente, la cinta tampoco daba la talla…. En todo caso, el estudio ha decidido continuar con la franquicia, no sin ciertas dudas (el filme ha sufrido un importante retraso para ser convertido al 3D) y después, eso sí, de un importante lavado de cara estético. Otro director, ahora el coreógrafo Jon M. Chu, nuevo reparto encabezado por el eficaz Dwayne Johnson, y sobre todo otro tono, que enfatiza el factor ‘Fast and Furious’ del relato (no en vano, Johnson también coprotagoniza esa saga) y ese tono de cómic bélico y macarra al que nos referíamos, son sus principales cartas de presentación.

Lo cierto es que ‘G.I. Joe: La Venganza’ tampoco empieza tan mal dentro de los parámetros del género que tratamos de describir arriba. Las escenas de camaradería entre Dwayne Johnson y Channing Tatum nos retrotraen la raíz más testosterónica del género de acción, si bien en su actual versión Playstation, y el espectáculo parece tan tonto como palomitero, más o menos justo lo que esperábamos. No obstante, la adición de nombres de relevancia como el de Bruce Willis, que aparece a la mitad del metraje, y la desaparición de un personaje principal de manera inesperada (o eso piensan los guionistas) tampoco aporta interés ni emoción alguna, cosa que sí debería haber ocurrido incluso dentro de los límites que se marca el producto. En su lugar, un casting de actores incapacitados o simplemente imposibles tratan de distraernos mientras se sucede el disparate, adornado -eso sí- con una escena ninja en un templo que resulta ciertamente remarcable.

Tras eso, e incluso como blockbuster de acción de encefalograma más bien plano, ‘G.I. Joe: La Venganza’ se desinfla prematuramente. El clímax es tan flojo que, de hecho, todo el peso de la función recae inesperadamente sobre un excelente Jonathan Pryce, cuyo monólogo sobre la destrucción nuclear (y todo lo que tiene lugar en esa escena) parece sacado de la mejor entrega de ‘Aterriza como puedas’, y esto lo digo como elogio. Los productores de la saga deberían haber encomendado la misión a un director capaz de mantener un ritmo propio e implacable por encima de las necesidades de la licencia, o simplemente tomar nota de los responsables de la serie ‘Fast and Furious’, que han logrado reanimar la franquicia película a película, pese a haber pasado ya una década desde la primera de ellas.

Título: G.I. Joe: La Venganza
Título original: G.I. Joe. Retaliation
Director: Jon M. Chu
Género: acción
Duración: 110 minutos
Fecha de estreno: 27 de marzo
Intérpretes: Dwayne Johnson, Bruce Willis, Channing Tatum, Jonathan Pryce
G.I. Joe: La venganza, trailer final español y pósters de personajes
G.I. Joe: La venganza, primer tráiler en español
Juguetes de cine

¿Debo ir a verla? ★★½☆☆ Pse, pse.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...