Crítica: G.I. Joe

G.I. Joe, crítica

Título: G.I.Joe
Título original: G.I.Joe: The Rise of Cobra
Director: Stephen Sommers
Duración: 120 minutos
Género: acción
Intérpretes: Channing Tatum, Sienna Miller, Dennis Quaid, Rachel Nichols, Joseph Gordon-Levitt
G.I. Joe, espectacular nuevo tráiler y nuevos pósters
G.I.Joe: Rise of Cobra, trailer en español 
G.I. Joe: The Rise of Cobra, trailer
G.I. Joe: The Rise of Cobra, todos los pósters
¿Debo ir a verla? ★★☆☆☆ Ruidosa, vacía e infantil, aunque sigue distrayendo. Excelente el episodio en París, pero echamos de menos a Bruckheimer.
 

Stephen Sommers me pareció un realizador la mar de simpático con Deep Rising, remedo cómico de Poseidón y Alien en plan gore-palomitero. Esa impresión positiva creció con la primera entrega de La Momia, revisión del mito terrorífico pasado por el colador de Indiana Jones, la mar de energética y entusiasta. Pero esto sólo fue un espejismo, pues mi estima hacia él cayó en picado con las secuelas de aquella, y poco después le retiré definitivamente la palabra con Van Helsing.

La pregunta del millón es ¿se parece G.I. Joe más a las dos primeras, o al resto de ellas?. La respuesta es…que se queda a medias. Por un lado, el film está saturado de efectos sin fin, ruidos, chistes sin gracia y multitud de personajes telegrafiados y básicos que no despiertan especial simpatía. Combinación que no es tan mala si el film tiene vida, cosa que sucede en ocasiones, como en La Momia. G.I. Joe no la tiene.

El film es pura fórmula y carece de historia, pero se ve con relativa comodidad si uno sabe que es una excusa para presentar en pantalla juguetes, con nombres imposibles de pronunciar sin sonrojarse. El conjunto, no obstante, tiene a veces el aroma aventurero clásico que Sommers da a todos sus films, pero también su exceso de imaginería digital, pasada esta vez por el tamiz belicoso de la factoría Bruckheimer (que ha facturado films infinitamente superiores a este, caso de La Roca y Con Air, y lo digo sin sonrojo alguno).

En ocasiones esta sensación de ruidoso déjà vu parece que desaparece, como en ciertos momentos de inusitada -e inofensiva- violencia, y sobre todo en los magníficos e imposibles minutos que tienen lugar en París, donde G.I. Joe se revela absolutamente espectacular e inesperadamente tensa. Sommers se monta aquí su particular tour de force consigo mismo y los excesos parece que hasta se justifican, porque el espectador se involucra y lo pasa bien.

Mecánica y escandalosa a más no poder, su director sabe, también, como apañarse también un climax a tres bandas –aprendido de Indiana Jones y Star Wars, y visto en todas sus películas- que también es bastante apañado. Pero son eso, momentos. El film no cuenta ninguna historia, los personajes no interesan y carece de sorpresas. G.I. Joe está absolutamente saturado de peleas y acción digital.

Me explico. Mi esperanza era que G.I. Joe fuera una puesta al día de los films de Connery y Roger Moore de la saga 007 –que ahora se nos ha puesto seria, como sabemos-, repletos de gadgets, color, autoparodia, chicas y bases secretas. Pero esta ilusión desaparece cuando constatamos que estamos en la época de Piratas del Caribe, y uno verifica rápidamente que el film es eso, una excusa para presentar una sucesión de muñecos con accesorios. Es otro estilo. Sommers ha utilizado los motivos de aquellas para articular su producto, pero de forma meramente utilitaria, de ahí mi decepción.

Por eso, Channing Tatum no puede mostrar el carisma que se le presupone, y que sí parece que puede tener. Quien sí lo exhibe -y de qué manera- es Sienna Miller, también porque tiene un personaje un tanto más elaborado que el resto, y la que depara la única –y relativa- sorpresa del relato. Dennis Quaid pasaba por allí y es el más consciente del tipo de film en el que está. Y la música de Alan Silvestri es amena y espectacular. Y poco más hay que contar, oigan…

En Modo Juegos | Descargas de G.I. Joe | Extras clásicos en G.I. Joe

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...