Crítica: Híncame el diente

Híncame el diente crítica

Título: Híncame el diente
Título original: Vampires sucks
Director: Jason Friedberg y Aaron Seltzer
Género: comedia
Duración: 82 minutos
Fecha de estreno: 1 de octubre de 2010
Intérpretes: Matt Lanter, Jenn Proske, Chris Riggi, Ken Jeong, Diedrich Bader
Híncame el diente, tráiler de la parodia de Crepúsculo
¿Debo ir a verla? ½☆☆☆☆ Tonta parodia que intenta reírse de unos originales tan sosos y ridículos como los largometrajes de la saga ‘Crepúsculo’.

Jason Friedberg y Aaron Seltzer son los máximos cultivadores actuales, junto a los hermanos Wayans, de las llamadas spoof movies, películas que se encargan de parodiar títulos más o menos famosos. Guionistas de la saga ‘Scary Movie’, la parejita se ha encargado de regalarnos ‘joyas’ del calibre de ‘Date Movie’, ‘Epic Movie’, ‘Casi 300’ y ‘Disaster Movie’. Los dos guionistas y directores tienen unas constantes básicas en su filmografía como ‘autores’: humor básico y tonto, diálogos pueriles y una realización chapucera a más no poder. No obstante, y debido al pésimo gusto cinematográfico general, sus películas han sido un éxito. Además, y como dato en una industria donde el parné es lo que importa, sus largometrajes son muy, muy baratos para los cánones del Hollywood actual.

Siempre dispuestos a parodiar cualquier moda del cine mainstream, la parejita ha echado el ojo a la saga ‘Crepúsculo’, aquella que nos cuenta la cursi historia de amor entre una adolescente aburrida y un vampiro bueno llamado Edward,  para reírse de ella a conciencia y, de paso, sacar unos cuantos dólares a su costa. El problema surge cuando la parodia, titulada en español Híncame el diente, es tan sosa o más que el modelo del que pretende burlarse.

Friedberg y Seltzer, verdaderos reyes de la chapuza, se conforman con encadenar chistes fáciles en una historia que combina de manera un tanto torpe los argumentos de ‘Crepúsculo’ y ‘Luna nueva’ con referencias a hitos de la cultura juvenil yanki, como ‘Gossip Girl’, ‘The Vampire Diaries’, ‘True Blood’ o la versión de ‘Alicia en el país de las maravillas’ que ha perpetrado Tim Burton. Todo está tratado con un humor muy simple basado en los chistes de ‘caca, culo, pedo, pis’ y en la introducción de elementos aparentemente chocantes en algunas de las escenas más o menos famosas de las adaptaciones cinematográficas de la serie de novelas escritas por Stephenie Meyer. Sólo en algún caso consigue dar en la diana, aunque no logre sacarle todo el partido a la broma. De esta manera, la comparación de Edward con uno de los Jonas Brothers queda en pólvora mojada;  la utilización de la canción «It’s Raining Men» para subrayar el toque filogay del grupo de hombres lobo  resulta tópica y la broma acerca de las imposiciones de contrato que llevan al  personaje de Jacob a mostrar el torso a la mínima de cambio es bastante obvia.

Como ya es habitual, la pareja artística nos ofrece todo con su habitual tono cutre. Ambos deberían volver a la escuela de cine para rodar de una manera simplemente correcta. Tampoco el guión, una sucesión de sketches mal hilados, es para echar campanas al vuelo. En definitiva, una verdadera basura que está incluso más abajo que el modelo que pretende parodiar, la insufrible saga ‘Crepúsculo’. Al ver ‘Híncame el diente’, el espectador más o menos cinéfilo puede incluso echar de menos las parodias de Mel Brooks o Jerry Zucker, una verdadera maravilla si tenemos en cuenta el detritus que nos ofrecen Jason Friedberg y Aaron Seltzer.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...