Crítica: Immortals

Immortals

Título: Immortals
Director: Tarsem Singh
Duración: 111 minutos
Género: acción
Fecha de estreno: 23 de diciembre
Intérpretes: Henry CavillMickey RourkeFreida PintoJohn Hurt, Kellan Lutz.
Immortals, tráiler de lo nuevo de Tarsem Singh
¿Debo ir a verla? ★★½☆☆ Curioso péplum más interesante por su estética que por su contenido.

300 y la nueva versión de Furia de Titanes han adaptado las tramas de las películas de griegos y romanos a los gustos de la generación PlayStation. Acción, efectos visuales generados por ordenador y una escasa definición de los personajes son las características de unas cintas que han actualizado el género del péplum a costa de convertirlo en una variante de las películas de acción.

Aunque se anuncie como la nueva película de los productores de 300, Immortals es un tanto diferente de la moda de las películas sobre la mitología grecolatina que vivimos durante los últimos años. La razón principal de este distanciamiento del resto de largometrajes tiene nombre y apellidos. Tarsem Singh. El realizador de origen indio ha desarrollado una peculiar carrera en el cine donde ha primado siempre el planteamiento visual frente al argumento. Así lo demuestran cintas como ‘La celda’ o ‘The Fall: el sueño de Alejandría’.

Su acercamiento al enfrentamiento entre Teseo y el rey Hiperión, un cruel gobernante que pretende liberar a los titanes para enfadar a los dioses del Olimpo, sigue los patrones de sus anteriores obras. El cineasta realiza una impresionante labor visual, especialmente en la fotografía, donde se adivinan influencias de pintores como Tiziano. Igualmente deslumbrante es la dirección artística, donde los elementos orientales y cierto barroquismo dotan al conjunto de una peculiar entidad.

Sin embargo, como ya ocurriera en alguno de sus anteriores trabajos, su capacidad como narrador no está a la altura de su labor como ilustrador. Singh carece de la fuerza para insuflar aliento épico a lo que está contando. Tampoco consigue que la mayoría de sus actores se crean el los roles que interpretan. Solo Mickey Rourke consigue dotar de rabia y mala baba su papel de Hiperión. No se puede decir lo mismo de Henry Cavill, bastante soso como ese Teseo que busca vengar a su madre y ayudar a los helenos en su lucha contra el tirano que pretende liberar a los titanes. De la misma manera, el resto del elenco parece más preocupado en lucir impresionante ante las cámaras que en dotar de verdadera alma a los héroes, dioses y villanos que tienen que encarnar.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...