Crítica: Intocable

Título: Intocable
Título original: Untouchables
Director: Eric Toledano y Olivier Nakache
Género: comedia
Duración: 112 minutos
Fecha de estreno en España: 9 marzo de 2012
Intérpretes: François Cluzet,  Omar Sy, Audrey Fleurot, Anne Le Ny, Clotilde Mollet, Alba Gaïa Bellugi, Cyril Mendy.
Tráiler final en español
Primer tráiler en español
¿Debo ir a verla? ★★★☆☆ Agradable comedia sobre la amistad con dos actores en estado de gracia.

Una historia enternecedora, diálogos inteligentes y estupendos actores maravillosamente dirigidos son los ingredientes de Intocable, la comedia francesa que está rompiendo récords de taquilla en cada país europeo que se estrena.

Eric Toledano y Olivier Nakache optan por un clasicismo bien entendido al que añaden unas gotas de su particular manera de entrender el costumbrismo. Ambos saben que unos personajes que se ganan la simpatía del espectador son claves para conseguir que una película funcione y aciertan al basar gran parte de su largometraje en la peculiar relación  que se establece entre los protagonistas, dos hombres aparentemente contrapuestos que acaban superando sus problemas personales con ayuda del otro.

Philippe es un aristócrata culto y elegante que vive amargado desde que un accidente de parapente le dejó postrado en una silla de ruedas. Driss es un hombre de los suburbios que sorprensivamente es elegido por el tetrapléjico para ser su ayudante. Aunque al principio sus carácteres chocan, los dos acabarán siendo inseparables. En el fondo, los dos son, en cierta manera, parias a los que la sociedad ha dado de lado.

La pareja de directores consiguen mantener el interés de la historia gracias a un protagonistas que conquistan al espectador y a una historia que respira humanismo por todos los lados. Además, utilizan muy inteligentemente la banda sonora para mostrar la cada vez mayor complicidad que surge entre  el maduro aristocrata amante de la música clásica y el joven fan del soul y el funk.

No obstante, la película encuentra su mejor baza en la química que exudan sus dos actores principales. Omar Sy logra que  su personaje de hombre marginado se gane la simpatía del espectador gracias a una vis cómica verdadertamente notable. Por su parte, François Cluzet imprimir la necesaria desazón a un aristócrata que vio cómo su vida daba un giro de 180 grados cuando un accidente le postró en una silla de ruedas y frustró sus planes de futuro.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...