Crítica: La cazarrecompensas

La cazarrecompensas

Título: La cazarrecompensas
Título original: One for The Money
Director: Julie Anne Robinson
Género: comedia, thriller
Duración: 91 minutos
Fecha de estreno en España: 30 marzo de 2012.
Intérpretes: Katherine Heigl, Jason O’ Mara John Leguizamo, Debbie Reynolds.
La Cazarrecompensas, tráiler español
Tráiler: One for the money, con Katherine Heigl
¿Debo ir a verla? ★☆☆☆☆ Patética mezcla de thriller y comedia romántica a mayor gloria de la gesticulante protagonista.

Katherine Heigl parece empeñada en adentrarse en el cine de acción sin abandonar del todo la comedia romántica. Su primer intento, Killers, se saldó con una decepción en taquilla. Su nula química con Ashton Kutcher y un guion que pretendía emular sin gracia a Mentiras arriesgadas fueron las dos principales causas del naufragio del filme. Ahora vuelve a reincidir en la combinación de thriller y devaneos amorosos en La cazarrecompensas, primera adaptación cinematográfica de una serie de novelas escritas por Janet Evanovich.

La película sigue los pasos de Stephanie, una antigua empleada de una franquicia de lencería que no vive su mejor momento. Divorciada y casi arruinada, la joven decide convertirse en agente de fianzas al servicio de uno de sus primos. Su misión es capturar a todos aquellos que tienen asuntos pendientes con la Justicia. Pronto se verá envuelta en un caso en el que está involucrado un ex-policía que tuvo una relación con ella cuando era una adolescente.

La trama es una simple excusa para Heigl muestre su catálago de gestos habitual. La intérprete norteamericana piensa que actuar es hacer muecas constantemente. Por si fuera poco, su personaje de cazarrecompensas quiere parecer moderno y liberado, aunque acabe siendo poco más que una maruja con pistola en busca del hombre de sus sueños.

El resto del largometraje está a la bajísima altura del trabajo de Heigl. Julie Anne Robinson, la realizadora responsable del despropósito, dirige todo de una manera plana y televisiva. Las escenas de acción caracen de la mínima tensión y los momentos de humor parecen sacados de una sit-com de la pequeña pantalla. Tampoco ayuda demasiado un guion que fracasa al conjugar elementos románticos y suspense. Los responsables del libreto alternan los dos géneros sin conseguir que el conjunto aparezca como algo más o menos homogéneo.

Como guinda de este horrible pastel, Jason O’ Mara, el intéprete que encarna al ex policía con el que la protagonista mantiene una relación de amor-odio, entrega un trabajo  tremendamente mediocre. A diferencia de la gesticulante Heigl, el actor irlandés es el colmo de la inexpresividad.

En resumen, La cazarrecompensas es un verdadero fiasco que decepcionará tanto a los fans de la comedia romántica como a los seguidores del cine de acción.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...