Crítica. La invención de Hugo

Crítica La invención de Hugo

Título: La invención de Hugo
Título original: Hugo
Director: Martin Scorsese
Género: Fantástico, familiar
Duración: 126 minutos
Fecha de estreno: 24 de febrero de 2012
Intérpretes: Asa Butterfield, Ben Kingsley, Chlöe Moretz, Sacha Baron Cohen, Jude Law, Emily Mortimer
La invención de Hugo, tráiler final español
La invención de Hugo, película dela año para la national Board of review
Trailer Hugo. Scorsese se pasa al cine infantil
¿Debo ir a verla? ★★★★☆ Espectacular y fiel traslación audiovisual y un homenaje al cine y a la magia.

La invención de Hugo es una de las sorpresas del año, no porque sea buena, sino porque  nadie se hubiera imaginado a Martín Scorsese haciendo un film familiar, contenido y preciosista a la vez. La película, eso sí, es todo un homenaje al cine (es el tema del año) y sobre todo al primer cine, cuando todo era mágico y el empeño era abrir de una manera nueva la mente del espectador hacia sus sueños (cosa que hoy ya no pretende tanto, sometido a los dictados de la industria).

La invención de Hugo no sólo es la típica historia de un huérfano triste. En manos de Scorsese la película se convierte en un viaje a un mundo espectacular dentro de una estación de trenes, llena de laberintos y relojes antiguos y complejos que, en su interior, alberga un misterio y un camino de descubrimiento personal. La cámara de Scorsese, utilizando un logrado efecto 3D, nos guía a un ritmo vertiginoso entre luces y sombras, escaleras y pasadizos, senderos desiertos y nevados e inmensas multitudes, mientras el director enlaza de forma simbólica cada uno de ellos al caracter de cada uno de sus personajes.

En cierto modo, La invención de Hugo es un drama sobre un pequeño abandonado a su suerte, y en ese sentido la película cumple su cometido a través de multitud de situaciones y diálogos lacrimógenos, aunque tanto Scorsese como el autor del libro, Brian Selznick, reducen este aspecto (y sobre todo el primero) para ir guiando al espectador por la historia a través de la escenografia, sus símbolos, silencios y los mundos que rodean a cada carácter.

Así el director de ‘Infiltrados’ o ‘Taxi Driver’, dulcificado (quien sabe si por la edad) hace aquí un alarde del amor a su profesión y especialmente de su pericia visual, pues consigue imprimir al libro de lo único que a éste le faltaba en base los limites de su soporte original: fuerza, movimiento y materialidad, una atmósfera poderosa, dinamismo, brillantez y misterio en cada una de sus recreaciones. A esto hay que añadir que la novela de Selznick es una joya específicamente concebida como film y una invitación a la lectura y al puro deleite de mirar: sus páginas están enmarcadas como una pantalla, incluyen el mismo nivel de texto como de imágenes y ambos se esfuerzan en planificar y dirigir la mirada del lector como si se tratara de fotogramas. Por eso, en este caso la adaptación era fácil y muy merecida.

Sin embargo, y a pesar de una fidelidad increíble para con el texto, y de que Scorsese se ha rodeado de un elenco ejemplar, (ya se sabe que Ben Kingsley queda bien ponga donde se ponga), el realizador se ha quedado corto a la hora de reflejar las emociones del niño. La peripecia parece también más anclada a objetos e imágenes que a la pura acción. Quizás por eso mismo Scorsese trata de enriquecer la trama con la intrusión de secundarios creados para el film pero que resultan demasiado anecdóticos y empeñados en rellenar huecos innecesarios. De hecho, estos personajes de la estación -como el guardia, la florista o la dueña del café- son meros respiraderos, aunque bien es cierto que nos permiten ver el papel más ‘blanco’ que Sacha Baron Cohen ha tenido en su vida.

En definitiva La invención de Hugo es una cinta mágica que debe ser vista, sin dejarse llevar por la exaltación de las numerosas nominaciones, y que, por cierto, invita a leer -a priori o a posteriori- el magnifico libro en el que se basa. También es una perfecta recomendación para los amantes del cine y los estudiosos del medio, porque el film -repetimos- es un homenaje al septimo arte en varios sentidos y crea hambre de más cine. Hay que verla para entenderla, nos lo agradeceréis.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...