Crítica: La masacre de Town Creek

Título: La masacre de Town Creek
Director: Joel Schumacher
Duración: 90 minutos Género: terror
Fecha de estreno en DVD (alquiler): 28 de diciembre de 2011.
Fecha de estreno en DVD y Blu-ray (compra): 2 de febrero de 2012.
Intérpretes: Henry Cavill, Michael Fassbender, Dominic Purcell.
¿Debo ir a verla? ★½☆☆☆ Bodrio de Joel Schumacher con unos ascendentes Henry Cavill y Michael Fassbender.

El director Joel Schumacher no pasa por su mejor momento comercial. La buena estrella taquillera que le acompañó durante los ochenta y noventa del siglo XX no ha tenido continuidad en los primeros años del segundo milenio. Desde el desastre crítico y comercial de Batman & Robin, el cineasta ha encadenado una decepción tras otra. Sin embargo, desde El número 23, la industria y el público parecen haberle dado de lado definitivamente.

Ni Twelve, un esteticista y hueco retrato de los adolescentes neoyorquinos, ni Bajo amenaza, un thriller con Nicolas Cage y Nicole Kidman -dos actores que se han convertido en veneno para la taquilla- han conseguido convencer del todo. Entre ambos fiascos, Schumacher decidió probar suerte con el terror en La masacre de Town Creek. Tampoco le funcionó. Los directivos de Lionsgate, responsables de la distribución de la cinta en Estados Unidos, decidieron marginar la cinta con un estreno técnico en salas.

Tripictures, responsable de la cinta en España, ha decidido darle una oportunidad en DVD y Blu-ray con motivo de la reciente fama de dos de sus protagonistas: Henry Cavill y Michael Fassbender.

La masacre de Town Creek se adentra en las casi siempre fascinantes relaciones entre el nazismo y el mundo de lo oculto, una combinación que ha funcionado en la saga Indiana Jones o la primera adaptación al cine de Hellboy, el cómic de Mike Mignola.

El largometraje sigue los pasos de un doctor nazi que viaja a Estados Unidos para estudiar las runas que los vikingos dejaron en ciertas partes del país antes que Colón pisara suelo americano. Curiosamente, uno de estos vestigios se encuentra en la granja de unos emigrantes germanos que pronto se darán cuenta que el médico tiene oscuras intenciones. Sin embargo, ya es tarde. El fascista comenzará a ganar poder al utilizar los viejos signos vikingos en combinación con la sangre de los miembros de la familia que le ha dado cobijo.

Casi setenta años después, un antiguo combatiente de Irak sufrirá las sangrías del clan, que ha logrado mantenerse con la misma apariencia en siete décadas. Sin embargo, el hombre consigue escapar. Volverá al lugar en compañía de su hermano y con la intención de vengarse de sus antiguos captores. Será entonces cuando se tendrán que enfrentar al antiguo nazi, un monstruo capaz de revivir personas y animales.

Schumacher maneja este absurdo argumento con su falta de brío habitual. La mala utilización de la cámara en mano, un montaje confuso a más no poder y una pésima dirección de actores convierte al producto en un verdadero bodrio.

Dominic Purcell, una de las estrellas de la serie de televisión Prision Break,pone su habitual cara de enfado como el hombre que estuvo presa de la peculiar familia, mientras que Henry Cavill, en el papel de su hermano pequeño, se limita a lucir su musculado cuerpo. No obstante, quizá lo más terrible es ver al excelente Michael Fassbender recurrir a la sonrisa sádica de manual para dar vida a un monstruo de sospechoso parecido con Pinhead, el protagonista de la saga Hellraiser.

En resumen, La masacre de Town Creek pone de manifiesto que Schumacher ha mordido definitivamente el polvo como director, aunque nunca cotizara demasiado alto entre los cinéfilos más exigentes.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...