Crítica: La niñera mágica y el Big Bang

La niñera mágica y el Big Bang, crítica

Título: La niñera mágica y el Big Bang
Título original: Nancy McPhee and the Big Bang
Directora: Susanna White
Género: comedia, infantil
Duración: 100 minutos
Intépretes: Emma Thompson, Maggie Gyllenhaal, Rhys Ifans, Ralph Fiennes
La niñera mágica y el Big Bang, trailer y poster español
¿Debo ir a verla? ★★½☆☆ Correcto film familiar e infantil con cierto aire loco y buen sentido del humor.

La niñera mágica y el Big Bang es un correcto film familiar e infantil en el que Nanny McPhee, interpretada por Emma Thompson, regresa a otro tiempo y lugar para hacerse cargo de un nuevo grupo de niños díscolos, esta vez en una granja y en pleno conflicto de la Guerra Mundial.

Una de las virtudes del film es apostar por el puro slapstick, el humor físico y la explotación de estereotipos ingleses, más que por el puro sentimentalismo en el que, muy probablemente, se habría apoyado la película de haber sido filmada en Norteamérica. Tanto el guión –de la propia Emma Thompson- como la puesta en escena apuestan por dar una visión deformada y paródica de las peripecias de los protagonistas antes que buscar la lágrima fácil, aunque de esto último también hay en un desenlace ciertamente efectivo. Dicho de otro modo, la serie Nancy McPhee prefiere acercarse al tono de films tan correctos en su género como la Matilda de Danny DeVito.

La sucesión de actores británicos de renombre aporta cierto caché y mantiene cierta atención en el devenir del film, aunque cabe señalar que Maggie Gyllenhaal parece un tanto desubicada. En el lado negativo también podría reseñarse la escasa química que el guión genera entre la misma Nanny McPhee y los niños, algo que tira por la borda parte del potencial sentimental del relato y, sobre todo, perjudica al personaje que da título al film (los niños están todos ellos francamente bien en el film).

Todo esto, junto al acertado componente nostálgico y una buena factura técnica, convierten La niñera mágica y el Big Bang en un film correcto, genuinamente británico, al que no se le pueden poner demasiados peros, como mucho  uno: la desdicha de coincidir en la cartelera española con Cómo entrenar a tu dragón, film animado apabullante y entretenido como pocos. ¿Qué tal la idea de cuidar de los hijos de Ricky Gervais para la tercera?

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...