Crítica: ‘La parte de los ángeles’

El veterano Ken Loach se despista en esta comedia social complaciente y tramposa.

Ken Loach - 'The angel's share'

Si hay una historia que siempre ha gustado y siempre gustará a casi cualquier lector o espectador con un mínimo de humanidad, esa es la del hombre pobre que se convierte en hombre rico. Preferentemente, el hombre pobre debe ser buena persona, aunque a veces haya cometido algún error porque los demás le indujeron a hacerlo, y debe haber llegado a esa vida desgraciada por una cuestión de mala suerte e incomprensión social. Con La parte de los ángeles, Ken Loach y su guionista habitual Paul Laverty se adscriben sin complejos a este modelo.

En concreto, el veterano cineasta narra la ascensión de Robbie, un joven de las afueras de Glasgow, empezando por su momento más bajo. Solo sus buenas intenciones y el hijo que espera lo salvan de ir a la cárcel, condenándolo el juez a unas horas de trabajo para la comunidad. Durante el cumplimiento del castigo, se aficiona a las catas de whisky de alta sociedad y se hace amigo de un grupo de perdedores de lo más variopinto, que lo van a acompañar en su camino hacia el éxito que merece.

Dos cosas me llaman poderosamente la atención del uso que Loach hace de este punto de partida. El principal, no hay demasiados atisbos de lucha de clases en el film, y ese ha sido siempre el eje de su cine, incluso en sus versiones más ligeras (la notable ‘Buscando a Eric’). Y los que surgen, como ridiculizar a un rico del interior de los Estados Unidos o hacer un chiste a cuenta de los métodos policiales, carecen de mordiente. Por otra parte, son sorprendentes los arrebatos de humor escatológico, con los que Loach y Laverty parecen querer afirmar a toda costa “¡Ey! Que esta vez hemos hecho algo divertido” después de la olvidable ‘Route Irish’.

La parte de los ángeles contiene el defecto que suele caracterizar a esas historias de las que hablaba en el primer párrafo: es terriblemente complaciente. Por desgracia, la vida no funciona de la misma manera, y el cine social que se precie de serlo debería reflejarlo, como tantas veces ha hecho el propio Loach, que al menos conserva su toque en la dirección de actores. Respecto al guión, resulta tramposo y poco creíble, lleno de casualidades que parecen todas ellas encaminadas a lograr un final en el que nos tenemos que acordar con una lagrimilla del buen tipo solitario que ayuda a los demás sin pedir nada a cambio. Emociones manufacturadas para un público que debe ser exigente y pedirle más al director inconformista por excelencia.

Titulo: La parte de los ángeles
Título original: The angel’s share
Director: Ken Loach
Duración: 106 minutos
Género: Comedia social
Fecha de estreno: 16 de noviembre
Intérpretes: Roger Allam, John Henshaw, William Ruane.
¿Debo ir a verla? ★★☆☆☆

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...