Crítica: La proposición

La proposición, crítica

Título: La proposición
Título original: The proposal
Directora: Anne Fletcher
Género: comedia
Duración: 100 minutos
Intérpretes: Sandra Bullock, Ryan Reynolds, Mary Steenburgen, Betty White
La proposición, tráiler en español
Taquilla USA: Sandra Bullock resurge con La proposición
¿Debo ir a verla? ★★★☆☆ Recomendable comedia romántica, con más mala baba y frescura de la esperada. En su género, casi una hazaña.

La proposición pasa a engrosar la extensísima lista de comedias románticas hollywoodienses, descaradamente convencionales y hechas a medida de sus estrellas. Pero ésta lo hace con estilo: el film divierte, es ágil, y en ningún momento se pone grave. Dejando que el tira y afloja romántico se base más en la forzada enemistad de los protagonistas que en el pasteleo, el film de Anne Fletcher se deja ver muy bien.

Todo ello pese a que la historia de La proposición recorre todos los lugares esperados y esperables en el género. Pero lo hace forzando el gag y fundamentándose en la suficiente química que demuestran sus dos protagonistas, una Sandra Bullock que sabe muy bien el terreno que pisa y un Ryan Reynolds que la da muy bien la réplica.  En cierto modo, recuerda a otro título de la Bullock bastante pasable, Amor con preaviso. De modo que sin abusar de los buenos sentimientos –ni tampoco de lo contrario- la película se sabe situar en un afable término medio, que ni renuncia a la picardía y la mala baba (esos gags relacionados con el perro, desnudos incluidos) ni tampoco a ofrecer la consabida ración de dulce.

Si además incluye alguna relativa sorpresa respecto a sus personajes, y abundantes diálogos y situaciones de humor físico, la historia de la abusona jefa que utiliza a su ayudante para no ser extraditada de EEUU y fingir una improvisada boda en Alaska cobra no ya relativo interés, sino inesperado encanto. Poco importa que no se invente la rueda, o que en realidad se recurra a todos los tópicos del género: a diferencia de en la reciente Ejecutiva en apuros, la comedia es ágil, los actores están bien, y todo es relativamente creíble.

La proposición -producida, por cierto, por los omnipresentes guionistas de Star Trek o Transformers 2, Roberto Orci y Alex Kurtzman- nunca engaña el público, se aleja de toda pretensión melodramática durante todo su metraje, y se presenta como una comedia extremadamente funcional y simpática.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...