Crítica: ‘Los juegos del hambre: Sinsajo. Parte 1’

El director Francis Lawrence dirige una aburrida entrega de la saga juvenil con menos acción y alguna interesante reflexión sobre la propaganda política.

Jennifer Lawrence y Juliane Moore

Una mezcla entre una versión futurista, juvenil y femenina de ‘Espartaco’ y una particular revisión de ‘Battle Royale’. Ese era el cóctel que nos ofrecían las dos primeras entregas de ‘Los juegos del hambre’, la saga que adapta la serie de novelas homónimas escritas por Suzanne Collins.

Sin embargo, algo ha cambiado en esta tercera parte dirigida con aburrida corrección por Francis Lawrence, responsable también de la segunda película de la franquicia. No hay casi rastro de esa puesta al día del circo romano en versión reality que caracterizaba a las anteriores entregas. Quizá se deba a que Katniss, la protagonista, pasa gran parte del filme encerrada dentro de una nave que ha recogido a los supervivientes de los distritos destruidos por El Capitolio, el territorio dominante dentro de esos futuristas Estados Unidos de América rebautizados como Panem.

Curiosamente, la mayoría de secuencias de acción ocurren en un escenario derruido que parece salido más propio de una cinta bélica. Eso sí, encontramos muchos más diálogos y una curiosa reflexión sobre la propaganda política, que no duda en manipular el lenguaje y a las propias personas para lograr sus objetivos. Resulta curioso que en una cinta juvenil aparezcan este tipo de reflexiones, aunque, todo sea dicho, carezcan de profundidad.

El resto es prácticamente igual que en las dos anteriores películas en una cinta más discursiva y con menos acción que sus predecesoras. Parece que estemos preparándonos para el fin de fiesta del cuarto episodio. Eso sí, se agradece que la presencia de los miembros de El Capitolio, con sus ridículos trajes barrocos, hayan sido reducido al mínimo, aunque no lo bastante como para eliminar a la enervante Effie Trinket, la peculiar estilista que ha acompañado a Katniss en los dos largometrajes previos. Por otra parte, la historia de amor sigue siendo de los aspectos más flojos de la trama. Jennifer Lawrence, convence con su efectiva mezcla de fuerza y emoción como la heroína de la función, aunque no lo hacen los dos chicos que suspiran por su amor, unos blandos Josh Hutcherson y Liam Hemsworth. Lo mismo se puede decir de Julianne Moore, algo hierática como Alma Coin, la particular presidenta del desaparecido distrito 13.

En definitiva, ‘Los juegos del hambre: Sinsajo. Parte 1’ se convierte en el episodio más flojo de una saga. La película puede interesar a los fans, pero aburrirá a los neófitos, a los que nunca se pone en antecedentes en ningún momento y que corren el peligro de perderse en la maraña de personajes y tramas.

Título:’Los juegos del hambre: Sinsajo. Parte 1′
Título original: ‘The Hunger Games: Mockingjay – Part 1’
Director: Francis Lawrence.
Género: Ciencia-ficción.
Duración: 125 minutos.
Fecha de estreno en España: 21 de noviembre de 2014.
Intérpretes:Jennifer Lawrence, Josh Hutcherson, Natalie Dormer, Sam Claflin, Liam Hemsworth, Julianne Moore, Gwendoline Christie, Philip Seymour Hoffman, Robert Knepper, Stef Dawson, Elden Henson, Evan Ross, Mahershala Ali, Wes Chatham.
¿Debo ir a verla? ★★½☆☆

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...