Crítica: Los tres chiflados

Los Tres chiflados supone el regreso de los Farrelly a la comedia con la adaptación de una famosa serie televisiva estadounidense.

Los tres chiflados

Peter y Bobby Farrelly parecían nacidos para realizar un versión actualizada de los cortos protagonizados por  Los tres chiflados. En cintas como la famosa ‘Dos tontos muy tontos’, la pareja de cineastas dejaba patente su gusto por un humor elemental y físico. Incluso el ridículo peinado de Jim Carrey en aquel filme parece copiado de uno de los miembros del trío que triunfó en las pantallas americanas desde 1934 a 1959.

Los responsables de ‘Algo pasa con Mary’ han decidido construir una nueva historia, aunque hayan respetado la apariencia de los personajes y algunos tics más característicos. A la vez, como si fuera una concatenación de los viejos cortos del grupo, han dividido la película en tres partes con sus correspondientes título de crédito iniciales.El resultado es una cinta simplona y entretenida  que parece destinada casi exclusivamente al público infantil. Caídas, golpes y diálogos ridículos son los protagonistas de la función.

La película nos cuenta el origen de Los tres chiflados. El trío fue abandonado a las puertas de un orfanato cuando eran unos simples bebés. Allí les acogieron unas monjas que, con los años, acabaron hasta el gorro de los niños. Ya en la edad adulta, los tres abandonarán el lugar para encontrar dinero con el que salvar a la institución del cierre. Una malvada mujer rica les ofrecera pagar la cuantía que necesitan si matan a su esposo. Ellos aceptarán, aunque no adivinen que la persona que tienen que asesinar es un antiguo amigo.

Los Farrelly ofrecen un espectáculo más propio de los payasos del circo que de una comedia del siglo XXI. Todo es de una ingenuidad y ramplonería verdaderamente increíble, aunque la pareja de realizadores consigue que se siga sin esfuerzo. No obstante, hay algunos momentos disfrutables como la escena de la guerra de bebés meones o todas aquellas escenas donde Richard Jenkins aparece vestido de monja gruñona.

Respecto a los tres cómicos que dan vida al grupo de tontos muy tontos, hay que decir que resultan simpáticos como adorables imbéciles. No se puede decir lo mismo de Sofía Vergara, demasiado gesticulante como la mala de la pelicula.

En resumen, Los tres chiflados es una película íntegramente Farrelly que ha rebajado su contenido de sal gruesa para hacerlo más digerible al público familiar, principal destinatario de esta versión de las historias del popular trío norteamericano.

Título: Los tres chiflados
Título original: The Three Stooges
Director: Bobby y Peter Farrelly
Género: comedia
Estreno: 15 de agosto de 2012
Duración: 93 minutos
Intérpretes: Chris Diamantopoulos, Sean Hayes, Will Sasso, Richard Jenkins, Jane Lynch.
Los tres chiflados, tráiler español
¿Debo ir a verla? ★★☆☆☆ Simplona comedia con tres tontos muy tontos.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...