Crítica: Miedos 3D

Miedos 3D

Título: Miedos 3D
Director: Joe Dante
Género: terror
Duración: 92 minutos
Fecha de estreno en España: 27 de agosto
Intépretes: Chris Massoglia, Haley Bennett, Nathan Gamble, Teri Polo
Miedos 3D, nuevo trailer y póster
¿Debo ir a verla? ★★½☆☆ Una película de terror de tipo muy juvenil con la que Joe Dante permitirá a más de un espectador introducirse en el género sin manchar los pantalones.

El nombre de Joe Dante no está muy de moda, pero los espectadores que durante los 80 crecieran con algunas de sus películas más famosas (como Gremlins), posiblemente recordarán su carrera con cariño. Tras una buena temporada haciendo cosas menores, un poco de aquí y otro poquito de allá, Dante retoma su pasión por el terror en su vertiente más inocente con una película que, además, nos permite ponernos las gafas 3D y pagar un poco más en taquilla.

Conocida como The Hole 3D en el extranjero, Miedos 3D es una película que trata tanto sobre un agujero, como sobre la existencia de los miedos en la mente humana. El argumento gira alrededor de cómo tres jóvenes encuentran un profundo agujero a través del cual sus peores miedos se hacen realidad. A partir de ahí, os podéis imaginar cómo se desarrollan los acontecimientos.

Dante nos ofrece una película que aunque esté recomendada para mayores de 16 años, bien podría disfrutar una audiencia más joven (alrededor de unos 12 años). Porque se trata de un film de terror, con algunos elementos bastante macabros (como niñas fantasma o payasos locos con malas intenciones), pero está planteada de manera que ni te haga sudar la gota gorda del miedo, ni te provoque un aburrimiento irremediable. Hay tensión y cierto aire de intriga por saber qué ocurrirá con los protagonistas, pero de alguna manera entiendes que dentro del problema en el que se encuentran, no están lejos de sentirse seguros. Esto permite que la producción pueda gustar a un público que no esté muy rodado en el género del terror, y que les permita, de forma ciertamente inocente, comenzar a sentir sus primeros miedos tras salir de la sala de cine.

El 3D no es que esté utilizado con demasiada maestría, y suponemos que Dante mejorará en el futuro si vuelve a hacer uso de ésta tecnología. Al margen de algunos planos específicos, no hay muchas escenas que justifiquen tener que ponernos las gafas de turno para disfrutar la película. En términos generales, Miedos 3D es un film que cumple con su cometido siempre y cuando entendamos al público al que está dirigido, y que ni de lejos pretende convertirse en un referente del terror para adultos.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...