Crítica: Millenium: Los hombres que no amaban a las mujeres (2012)

Millenium: los hombres que no amaban a las mujeres

Título: Millenium: los hombres que no amaban a las mujeres
Título original: The girl with the dragon tattoo
Director: David Fincher
Fecha de estreno: 13 de enero
Género: thriller
Intérpretes: Daniel Craig, Rooney Mara, Robin Wright, Christopher Plummer
Millenium, los hombres que no amaban a las mujeres, trailer final español
Trailer de ocho minutos de Millenium
Espectaculares títulos de crédito de Los hombrea que no amaban a las mujeres
¿Debo ir a verla? ★★★½☆ David Fincher, el director que Larsson necesitaba.

David Fincher aborda la trilogía literaria y superventas escrita por el sueco Stieg Larsson en un thriller oscuro, tétrico y bastante centrado en la descripción de unos personajes marginales que tratan de crear un nuevo tipo de (anti)héroe dentro del género negro. Como era más o menos de esperar, el realizador exprime el potencial de la historia hasta el final, y se revela como el director ideal para las historias de Larsson, superando las aburridas versiones suecas protagonizadas por la actriz Noomi Rapace (quien se situó, con diferencia, como lo mejor de aquellas).

Llama la atención, lo primero de todo, que Fincher haya respetado la ubicación geográfica del relato original, preservando a priori la idiosincrasia de la novela negra nórdica pero añadiendo el esperado lujo visual -siempre sorprendente e hipnótico- que proporciona como marca de fábrica el director de ‘Zodiac’ y ‘Seven’. Fincher impone un ritmo sin concesiones ni fisuras que pasa por encima, como una apisonadora, de la novela de Larsson, de las limitaciones del propio relato, del noble guión de Steven Zaillian, superando con ello gran parte de sus evidentes carencias y sus escasas sorpresas argumentales. Podría decirse que la nueva Millenium se justifica a sí misma ya desde los brillantes y pesadillescos títulos de crédito, con una película totalmente renovada que potencia las virtudes del relato original pese a narrar los mismos hechos que la novela y la anterior -e impersonal- película sueca.

Quizá por ello, y pese a los defectos e incongruencias heredados de la trama original, las más de dos horas y media que dura Los hombres que no amaban a las mujeres, se pasan en un verdadero suspiro. La responsable de ello es David Fincher y su fenomenal labor como director: el autor de ‘Seven’ cambia la impersonalidad de las anteriores películas por su habitual y cruel frialdad, y demuestra ser el artista y artesano ideal para aproximarse a la imaginería de Larsson, de vestir con verdadera clase sus presuntamente revolucionarios nuevos estereotipos. Fincher es, por extensión, uno de los directores ideales para plasmar en la gran pantalla la exitosa nueva corriente de novela negra nórdica de los últimos años.

El excelente reparto de secundarios (y aquí destaco a Christopher Plummer, que este año debería ganar el Óscar por ‘Beginners’, y una bellísima Robin Wright), así como la notable labor de la pareja protagonista, con un Craig-Mikael Blomkvist más estoico y molón, y una Mara-Lisbeth Salander quizá más humanizada, pero igualmente fracturada, rematan un thriller muy notable en el que también destaca la música (rayante, hipnótica) de Trent Reznor y Atticus Ross, en su segunda colaboración con el director después de ‘La Red Social’.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...