Crítica: Nausicaa del Valle del Viento

Nausicaa del Valle del Viento

Título: Nausicaa del Valle del Viento
Título original: Kaze no tani no Naushaki
Director y Guionista: Hayao Miyazaki
Género: animación, Anime
Duración: 118 minutos
Reestreno en España: 7 de mayo de 2010
¿Debo ir a verla? ★★★★☆ El reestreno en España de esta emocionante obra de Miyazaki, producida en 1984, es una excelente noticia para todos los cinéfilos. Obligado conocerla o revisitarla.

La recuperación que está realizando Aurum, tanto para las salas como de cara a la exhibición doméstica, de algunos de los títulos más memorables del Estudio Ghibli, es un trabajo digno de elogio. Si hace unos meses regresaba a las pantallas la sublime Mi vecino Totoro, ahora le toca el turno a otra de los clásicos de Miyazaki, Nausicaa del Valle del Viento, la segunda de las películas que realizó para el cine (tras El castillo de Cagliostro). Se trata de un film algo distinto al anteriormente reestrenado, ya que aquí encontramos una historia más dramática, con componentes épicos en sustitución del bucolismo de Totoro.

La protagonista debe tener por tanto otra condición, y así es en cierta medida. Frente a las apacibles niñas que subían al «Gatobús», Nausicaa es una joven valiente y con carácter, que no duda en llegar hasta las últimas consecuencias con tal de defender firmemente sus valores. El planeta en que vive, con ciertos rasgos pseudomitológicos que recuerdan al universo de Tolkien, ha sido prácticamente destruido por la desafortunada actitud de los hombres. Así, son comprensibles los actos extremos y rebeldes de Nausicaa, en realidad el componente más emocionante y humanista del film.

En cualquier caso, tampoco debemos engañarnos en exceso. Nausicaa del Valle del Viento está marcada por el sello Miyazaki en sus cuatro costados. Ahí están la impecable animación de las secuencias de batallas, el imaginativo diseño de los insectos que pueblan el planeta y ante todo, el implacable mensaje ecologista, que visto más de un cuarto de siglo después se revela extrañamente premonitorio. Solo por el vibrante final, con ese sencillo y esperanzador último plano, cabe decir que en este caso el culto está más que justificado.

En Notas de Cine | Todo sobre Hayao Miyazaki |

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...