Crítica: ‘Nymphomaniac. Volumen 1’

Tal y como esperábamos, la nueva película de Lars Von Trier es más escandalosa en su narrativa que en lo puramente erótico. Pero también más potente como obra de autor que como drama.

Crítica del volumen 1 de Nymphomaniac

Y finalmente, la temida ninfómana de Lars Von Trier ha llegado a nuestras carteleras, si bien en una versión recortada de genitales saltarines y dividida en dos largos episodios que, sin duda, nos obligan a coger con papel de fumar todo comentario vertido sobre esta ‘Nymphomaniac. Volumen 1‘. Una película que se cuenta y se interpreta a sí misma por boca de sus propios protagonistas, y que ya por sí sola parece querer someterse a todo tipo de interpretaciones, y no digamos tan sólo su primera mitad estrenada -estratégica y hasta, quién sabe, malévolamente- el día 25 de diciembre. Lo que sí parece cierto es que el épico cuento sobre el sexo y las profundidades de la mente traumatizada elaborado por el danés, y vehiculado a través de la historia de una ninfómana interpretada por Charlotte Gainsbourg y, en su juventud, la espigada y despierta Stacy Martin, finalmente resulta más estimulante como juguete narrativo que como película puramente erótica.

Efectivamente, el cineasta de ‘Dogville’ y ‘Rompiendo las olas’ nos introduce en un mundo donde el sexo es un mecanismo enfermizo para disminuir la presión de una mente traumatizada, que se niega a sí misma el amor y el sentimiento, desenredado por su autor como si de un malévolo cuento autobiográfico se tratase. Los signos y una simbología aparentemente azarosa e incuestionablemente personal, interpretada por el personaje de Seligman (Stellan Skarsgard) parecen interpelar directamente al espectador, toda vez que la ninfómana Joe (Charlotte Gainsbourg) admite casi abiertamente las lagunas de su relato. Tampoco esperábamos nada genuinamente excitante de un director acostumbrado a buscar la risa nerviosa en los momentos más incómodos (la larga intervención de una intensa Uma Thurman), de forzar los límites de lo establecido, y también a incorporar sexo real en sus largometrajes (recordemos ‘Los idiotas’).

Nada demasiado nuevo bajo el sol, dada la dificultad de empatizar con el drama de su protagonista a lo largo del extenso metraje. Von Trier insiste una y otra vez en transformar la psicología en simbología, lo que le convierte en un traductor poco empático con lo que cuenta. La ironía o cierto amargo cinismo aparece en forma de provocación o golpe de humor en el momento más inadecuado, cuidadosamente administrado para activar su propio mecanismo de autor. ‘Nymphomaniac’ es una película que nos recuerda continuamente quién está tras las cámaras y su intención de romper todos los esquemas, pero que al final, en esta primera mitad, nos revela cosas más bien poco novedosas al respecto de sus propios asuntos. Von Trier se ha ganado el derecho a hacer tópicos chistes (música heavy mediante) tanto como a adornar su tragedia sexual con referencias culteranas que van desde Jung a Poe, o incluso la pesca con mosca.

Pero dejando de lado la brillantez formal de Von Trier, que nadie se atreve a negar a estas alturas -a lo largo de su metraje se suceden cambios de formato, de estilo, hasta de color, cuidadosamente estudiados-, el ‘Volumen 1’ de ‘Nymphomaniac‘ no logra que conectemos con el vacío humano de Joe, que nos llevemos a casa el drama de la existencia humana y la angustia de su búsqueda, de su negación, de todo a la vez. La película funciona siempre a un nivel teórico, no humano. Y las conclusiones a las que llegamos en esta media pieza, aparte de encontrarnos ante un nuevo ejercicio de flamante postmodernismo, de agobiante, juguetona y un tanto fría pieza autoral, no es que sean poco satisfactorias, es que resultan poca cosa en su esencia a quienes busquen algo más que un ejercicio de estilo.

Título: Nymphomaniac.
Director: Lars Von Trier
Género: drama
Fecha de estreno: 25 de diciembre
Intérpretes: Charlotte Gainsbourg, Stellan Skarsgard, Shia LaBeouf, Stacy Martin
Tráiler X de ‘Nymphomaniac’ de Lars Von Trier
Nymphomaniac’, teaser tráiler

¿Debo ir a verla? ★★★☆☆ Más dramática y oscura que verdaderamente erótica.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...