Crítica: ‘París-Manhattan’

Intrascendente y entretenida comedia romántica con elementos de Woody Allen y la participación en un pequeño papel del cómico y director norteamericano.

Fotografía de París Manhattan

Todo artista que alcanza un cierto estatus dentro de su profesión genera su particular serie de imitadores o plagiadores. Woody Allen no es una excepción, aunque su inigualable humor judío, heredero del que practicara Billy Wilder, no ha sido superado por algunos de aquellos que han querido emularle. Ni ‘Miami’, una cinta de David Frankel que copiaba descaradamente al autor de ‘Balas sobre Broadway’, ni los deseos de la directora y actriz Julie Delpy de convertirse en una versión femenina y francesa del genio neoyorquino, especialmente evidentes en ‘2 días en París’ y ‘Dos días en Manhattan’, han ido más allá de ser meros intentos fallidos de copiar a su evidente modelo.

‘París-Manhattan’ no cambiará la tendencia, aunque la película genere cierta simpatía por presentarse claramente como un homenaje al cineasta  norteamericano. La realizadora y guionista francesa Sophie Lellouche lo deja claro desde el comienzo: los títulos de crédito iniciales en negro, con una sobrias letras en blanco y música de jazz son toda una declaración de intenciones.  A ello hay que añadir que la protagonista, una guapa farmacéutica gala que ama las películas del autor de ‘Annie Hall’, habla imaginariamente con su ídolo, como hacía el propio Allen con un doble de Humphrey Bogart en ‘Sueños de un seductor’, el filme de Herbert Ross basada en una obra de teatro del cómico estadounidense. Por si fuera poco, la cinta también hace alusión a personajes judíos y al compositor Cole Porter, tan habitual en las bandas sonoras de Allen,  para reforzar más si cabe su vinculación con el cine del responsable de ‘Balas sobre Broadway’.

Todo ello para ofrecer una comedia romántica al uso donde la protagonista tiene problemas para encontrar pareja cuando ya se encuentra en plena treintena. A pesar de las múltiples referencias, el largometraje carece del humor inteligente de Allen y resulta excesivamente liviano para ir más allá del mero pasatiempo. Por si fuera poco, para rellenar la historia de amor principal, Lellouche se encarga de mostrar superficialmente las diferentes relaciones de los miembros de la protagonista sin que aporten demasiado al conjunto. Como suele ocurrir en gran parte de las películas del género, se tiende a ‘criminalizar’ al soltero y a ensalzar las relaciones de pareja, aunque no sean siempre idílicas.

Pese a todo, la comedia se sigue sin esfuerzo gracias a la simpatía que despierta Alice Taglioni, en el papel de la particular heroína romántica; algún chiste afortunado y la participación del propio Woody Allen interpretándose a sí mismo y ejerciendo como peculiar celestino.

Título:’París-Manhattan’
Director: Sophie Lellouche
Género: comedia romántica
Duración: 77 minutos.
Fecha de estreno en España: 28 de noviembre de 2014.
Intérpretes: Alice Taglioni, Patrick Bruel, Woody Allen, Marine Delterme, Louis-Do de Lencquesaing, Michel Aumont, Marie-Christine Adam, Yannick Soulier, Margaux Châtelier, Arsène Mosca, Gladys Cohen, Julie Martel, Roman Guisset, Paul-Edouard Gondard, Jacques Ciron.
¿Debo ir a verla? ★★½☆☆

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...