Crítica: Promoción Fantasma

Promoción Fantasma

Título: Promoción Fantasma
Director: Javier Ruíz Caldera
Género: comedia
Fecha de estreno: 3 de febrero
Intérpretes: Raúl Arévalo, Alexandra Jiménez, Joaquín Reyes, Carlos Areces
Trailer: Promoción fantasma, de los creadores de Spanish movie
¿Debo ir a verla? ★★★☆☆ Inesperadamente agradable, y tan divertida como era de exigir.

Promoción Fantasma es la segunda película de Javier Ruiz Caldera, joven realizador que hizo su debut hace un par de años con la exitosa Spanish Movie, una spoof-movie o película de parodias que se tomaba a guasa algunos de los éxitos más paradigmáticos del cine español, muy al modo de los más recientes productos americanos en esa línea. Resulta por ello positivo y de agradecer que en Promoción Fantasma, pese a sus limitaciones y desaciertos, que son evidentes y los tiene, en lugar de limitarse a acumular ocurrencias más o menos afortunadas, el realizador se haya adentrado en el género de la comedia escolar -si bien con un fuerte elemento sobrenatural- con todas sus consecuencias, y que lo haya hecho combinando un humor referencial con las convenciones más asumidas del género.

No obstante, y pese a adentrarse en nuevas modulaciones cómicas, Ruiz Caldera no ha abandonado esa mirada nostálgica al cine de su (nuestra) infancia, ni mucho menos el homenaje a títulos del pasado no tan reciente, como lo demuestra el tono tremendamente ochentero del conjunto. No nos referimos sólo a los guiños musicales o estilísticos (los estudiantes “atrapados” en el instituto murieron abrasados nada menos que en 1985, y se han quedado congelados en la moda de aquella época), sino al tono abiertamente emotivo e incluso romántico que Promoción Fantasma adopta en no pocos momentos. Sin evitar en ningún momento la carcajada más gruesa y ciertos arrebatos de humor más o menos grosero (que en ocasiones, todo sea dicho, reporta a la cinta sus mejores momentos: viva el monólogo final de Carlos Areces), la película afronta con cierta soltura los desvíos más románticos e incluso emotivos de la trama, llegando a su culminación en un desenlace no del todo logrado en su vertiente puramente aparatosa, pero totalmente Spielbergiano en su planteamiento, una suerte de catarsis que ríanse ustedes de Ron Howard, su ‘Cocoon’, y otros éxitos sentimentales de la época.

Lo mejor de Promoción Fantasma es lo a gusto que la película abraza esas convenciones y las integra en un producto que también atiende al espectador adolescente actual, ése que al fin y al cabo empieza a ver como antiguallas títulos como ‘Regreso al Futuro’, por muy bien que ésta aguante el paso de los años, e incluso ‘Porkys’ y sus derivados, junto a ese otro que aún es joven, pero bastante más talludito. Pero atención: pese a que en ocasiones se ve incapaz de disimular algún truco que perjudica la maquinaria, y que según avanzamos perdemos un tanto la pista de Raúl Arévalo, Ruiz Caldera sabe plasmar ideas afortunadas y, de hecho, no rueda nada mal (mejor, de hecho, que bastantes de sus homólogos americanos en este género), y por eso la planificación y el aspecto visual de bastantes secuencias (se me ocurre la del baile que abre la película, por ejemplo) resultan tremendamente animadas, fluidas y acertadas. La prueba de la supremacía de la película en este subgénero español está en lo rematadamente bien que está su reparto al completo: tanto los jóvenes fantasmas protagonistas de la cinta, como Raúl Arévalo y -sobre todo- Alexandra Jiménez sostienen con ánimo una función que las muy bien dosificadas apariciones de representantes del humor chanante como Carlos Areces o Joaquín Reyes puntean con extrema fortuna.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...