Crítica: Red State

Red State es la nueva película de Kevin Smith, que da un verdadero volantazo en relación a las comedias que le han caracterizado hasta ahora, y da el salto al cine de terror. ¿Exito o fracaso?

Kevin Smith - Red State

Titulo: Red State
Director: Kevin Smith
Género: terror, thriller
Duración: 85 minutos
Fecha de estreno: 22 de junio
Intérpretes: John Goodman, Michael Ancarano, Melissa Leo, John Lacy.
Red State, tráiler español
Red State gana en Sitges
¿Debo ir a verla? ★★★☆☆ Volantazo en el cine de Kevin Smith, que mejora respecto a sus últimas comedias.

Algo iba rematadamente mal en la carrera de Kevin Smith cuando decidió sacar adelante hace un par de temporadas un engendro sin ninguna gracia como ‘Vaya par de polis’. El que había sido una de las revelaciones del cine estadounidense de los 90, un creador independiente, tosco en cuestiones de realización pero con mucha chispa para la escritura de diálogos de temática pop, tocaba fondo tras haber iniciado su senda decadente algunos años antes con la autocomplaciente secuela de ‘Clerks’, la obra con la que se dio a conocer, y las discretas comedias ‘Jersey Girl’ y ‘¿Hacemos una porno?’.

Dicen que hay que renovarse o morir, y en el caso de Kevin Smith, visto el rendimiento de sus últimas propuestas, el dicho se antoja especialmente acertado. Con Red State, el director parte de unos personajes que encajan en su galería: unos adolescentes losers obsesionados con la posibilidad de una fornicación, sea del tipo que sea. Sin embargo, cuando los tres chicos son secuestrados por una secta ultraconservadora que cree en el Dios vengativo del Antiguo Testamento y en la necesidad de exterminar a los homosexuales, Smith da un sorprendente volantazo hacia la horror movie.

Lo que sigue a continuación encaja con reformulaciones recientes del terror. Red State es una película extrema, violenta y seca, que no se anda con contemplaciones ni remilgos. La diferencia con productos como ‘Saw’ o ‘Hostel’ es que el film está realizado ante todo con una intención crítica. Esa América profunda, marcada por la religión y un inquietante ánimo de venganza, la misma que recreaba la fantasmagórica ‘Winter’s Bone’, es atacada sin piedad por Smith, que cuestiona las leyes antiterroristas gubernamentales con la misma virulencia que la actitud de una panda de perturbados.

Entre los aciertos del renovado Smith, que parece sentirse a gusto con las necesidades formales de su nuevo juguete, están las actuaciones del reparto, especialmente de un terrorífico Michael Parks, y un apunte cómico al final que no disgustará ni a los hermanos Coen ni a los que se sepan de memoria ‘El séptimo sello’. El problema de Red State es que, al contrario que los primeros largometrajes de Smith, discurre de una manera artificiosa, se le ven demasiado las entrañas. Seguramente esto es una pretensión del propio autor, pero no acaba de sentarle bien a la credibilidad del film. Es como si para disfrutar del cine de Smith hubiera que ser como él, eternamente adolescente.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...