Crítica: Repo Men

repo men

Título: Repo Men
Director: Miguel Sapochnik
Género: ciencia ficción
Duración: 120 minutos
Fecha de estreno: 6 de agosto
Intérpretes: Jude Law, Forest Whitaker, Alice Braga, Liev Schreiber
Repo Men, trailer español
Trailer: Repo Men
¿Debo ir a verla? ★★½☆☆ Apreciable pero fallida ciencia ficción con mensaje.

Cuidado con Repo Men: si a ustedes les parece una mas de acción videojueguil a lo Resident Evil, andan equivocados. Al contrario, es un curioso ejercicio de ciencia ficción distópica que introduce más elementos dramáticos y de comedia negra de lo que andamos acostumbrados. El resultado no llega a ser bueno por la indefinición del conjunto, pero sí es altamente recomendable, aunque sólo sea por su intento de presentar un entretenimiento que vaya algo más allá.

Repo Men se alarga demasiado ya en un primer acto en el que hay demasiada exposición y falta capacidad de síntesis. Además, la voz en off explica cosas que ya vemos en pantalla, y aunque no molesta, no hace ninguna falta pese a los acontecimientos del final. Sapochnik se toma, en definitiva, más de media hora para contar lo que otro hubiera hecho en poco más de quince minutos. No tiene demasiado claro si dirigir como el Joe Carnahan de ‘El equipo A’ (aportando locura, flashbacks y cambios de tono a tutiplén); si centrarse en la violencia que Paul Verhoeven otorgó a ‘Robocop’ o ‘Desafío total’; o bien tirar por una vía más dramática, tal y como Spielberg en ‘Minority Report’. Todo eso está en la película, que adolece finalmente de unidad en el tono y el ritmo trepidante de aquellas pese a los esfuerzos de su director, un nombre a seguir a pesar de todo.

Y es que Repo Men sorprende por tratar de aportar más drama del esperado y no apostar directamente por la acción. La huida del protagonista tarda más de una hora en comenzar, y Sapochnik reparte durante ese tiempo referencias a la crisis financiera, a los futuros distópicos de mil películas de ciencia ficción, además de algunos elementos de comedia negra bien diseminados. Pero predomina ese elemento dramático a lo ‘John Q’ en la que el ciudadano se ve aplastado por el peso de las exigencias sociales, y en este punto falla esa combinación de cinismo y moralidad que el film necesitaba.

Pienso en qué hubiera hecho Paul Verhoeven en los noventa con este título, claro que él hubiera eliminado lo segundo y potenciado lo primero. Además, el holandés supo en ese famosisimo plano final de ‘Desafío total’ ocultar y llenar de ambigüedad lo que en Repo Men resulta un desenlace coherente y valiente, pero que de tan explícito resulta insatisfactorio. El resultado es fallido, por mucho que el film me parezca interesante y altamente recomendable (vaticino que quizá sea de los que ganen con los visionados y los años).

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...