Crítica: Saw IV

saw-iv.jpg

Título original: Saw IV
Dirección: Darren Lynn Bousman
Año: 2007
Fecha de estreno en España: 26/10/2007
Duración: 95 min.
Género: Terror
Reparto: Tobin Bell, Costas Mandylor, Scott Patterson, Betsy Russell.
Web oficial

Qué sabio es el refranero español, y es que, si segundas partes nunca fueron buenas, imaginad en qué lugar deja nuestra sabiduría popular a las cuartas. Con este comienzo cualquiera pensaría que no me ha gustado nada, pero la verdad es que la película se deja ver. Como en las anteriores de la saga Saw, la casquería es la verdadera protagonista de esta cinta.

Mucha carne, mucha víscera y mucha sangre intentan tapar una sigilosa falta de argumento. Que no espere el espectador que esta cuarta entrega le deje el mismo sabor de boca que la primera: hace tres entregas que la «idea original» perdió el adjetivo, quedándose tan sólo en «idea». Eso sí, lo peor con diferencia es el actor que interpreta al Inspector Hoffman, Costas Mandylor, que parece que se dejó la expresividad en su casa cuando rodaba el film. Aún así, como ya he dicho, la película resulta entretenida, siendo buena opción para pasar una tarde de domingo.

No voy a desvelar nada de la trama, porque es el único motivo para gastarse los euros en ir al cine a verla. No en vano, resulta un gran reclamo ya que, en su primer fin de semana ha recaudado 32,1 millones de dólares, por lo que parece podría desbancar a la primera parte en este ámbito. Y su productora, Lions Gate Films, ya está preparando la quinta entrega en tan sólo tres años.

Dios nos pille confesados, porque, sinceramente, tal y como salí del cine, no se si podré soportar que se carguen una vez más una trama que en su día me encantó con su primera parte.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...