Crítica: Siete Almas

siete almas

Título original: Siete Almas
Director: Gabriele Muccino
Género: drama
Duración: 118 minutos
Intérpretes: Will Smith, Rosario Dawson, Woody Harrelson, Barry Pepper, Elpidia Carrillo, Connor Cruise
Trailer: Siete Almas
¿Debo ir a verla? ★★★☆☆ Personajes muy humanos enredados en un drama que no convence

Iba al cine con la idea de llorar un rato. A veces uno es lo suficientemente masoquista como para decidir que le apetece soltar unas cuantas lágrimas con un buen drama. La película elegida fue Siete almas, del director Gabriele Muccino, y protagonizada por el ex Príncipe de Bell Air, Will Smith, y secundada por Rosario Dawson, Woody Harrelson, Barry Pepper, Elpidia Carrillo y Connor Cruise.

De siete almas nada, siete fueron las veces que intenté arrojar alguna lágrima y no hubo manera. Desde mi butaca intentaba ponerme en la piel de aquél tipo de color llamado Ben Thomas pero no lo conseguí así que decidí dejar a un lado mi absurdo objetivo y me centré en las palomitas.

Hablando en serio, se trata de un film bien hecho, con una fotografía que enamora y unos protagonistas de esos difíciles de olvidar pero, muy a mi pesar, algo falla. No sé si es el guión, la manera en que suceden los hechos (un tanto liosa en algunos momentos), el afán del protagonista por ser buena persona a toda costa o un poco de todo. Lo que sí tengo claro es que cumplía todos los requisitos para ser una de esas películas que te hacen llorar.

Las comparaciones son odiosas pero es invitable echar un ojo al 2006 para recordar En busca de la felicidad, la cinta que ya unió a Muccino y a Smith, en este caso con su hijo en la vida real, Jaden Smith, y la actriz Thandie Newton. En esta ocasión si consiguió tocar mi vena sensible a la par que destruía una mentira llamada sueño americano.

Me encanta ver a Will Smith en estos papeles tristones del mismo modo que disfruto viéndole en otras más cómicas como Hombres de negro o Hancock. Habrá quién diga que son iguales, habrá quién diga que son parecidas y habrá quién las diferencie con los ojos cerrados. Al menos, a mi estas últimas si me hicieron llorar (de risa).

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...