Crítica: Sin nombre

Sin nombre, cartel

Título original: Sin nombre
Director: Cary Joji Fukunaga
Género: drama
Duración: 96 minutos
Intérpretes: Paulina Gaitan, Edgar Flores, Karl Braun, Kristian Ferrer, Diana Garcia.
¿Debo ir a verla? ★★★★☆ Drama basado en hechos reales que jamás podría dejarte indiferente

Apuesto todo lo que tenga en mi bolsillo a que ahora mismo estas leyendo este artículo sentado en una silla realmente cómoda, relajado, sosegado y tranquilo, disfrutando de estas líneas que te hablan sobre cine, tu gran pasión. Pues seguramente toda esa comodidad se verá interrumpida cuando comente qué es Sin nombre y qué mensaje pretende transmitir. Sin nombre es la tercera película de Cary Fukunaga, un drama que tiene como escenarios varias regiones de centroamérica y que relata los peligros de la migración hacia Estados Unidos.

Contado con pelos y señales, la película, cuya producción ejecutiva corre a cargo de los actores Diego Luna y Gael García Bernal, obtuvo dos galardones en el actual Festival de Sundance 2009, a la mejor fotografía y al mejor director, respectivamente. Me pregunto, ¿cómo tal joya puede pasar desapercibida ante nuestros ojos?

Como decía, Sin nombre cuenta la historia de varias personas en su intento de cruzar México para llegar a la tierra prometida, un hecho para nada aislado ya que es una ruta repleta de adversidades por la que cada día numerosos centroamericanos se dejan la vida. A esa lucha personal de abandonar la tierra natal se unen otros conflictos más peliagudos como la policía nacional, en algunos casos corrupta, que vigila la migración ilegal; y las mafias, sobre todo las Maras que, como si de una llamada divina se tratara, se autoconsideran líderes y salvaguardas del mundo libre, ¿cómo? asesinando, ‘quebrando’, raptando y descuartizando a todos aquellos que no son Maras Salvatruchas, eso por no decir lo que ocurre si se encuentran a una banda rival en su territorio. Pero vayamos a la trama.

Sin nombre

Sayra (Paulina Gaitán), una joven hondureña, y Casper (Edgar Flores) son la pareja central de Sin nombre, dos adolescentes que verán como sus vidas se entrecruzan por el azar. Sayra viaja en tren junto a su padre y su tío desde el norte de Honduras hasta México con la idea de llegar a Nueva Jersey, mientras que Casper, miembro de la Mara Salvatrucha de Tapachula, en México, intenta esconder una relación amorosa que mantiene junto a Martha (Diana García).

Sin nombre2

El conflicto surge cuando el líder de la banda obliga a Casper y a un joven aprendiz, Smiley, a asaltar el tren en el que viajan Sayra y su familia; a partir de ese momento, las vidas de todos los protagonistas se entrecruzan hasta malograr un fatal desenlace.

Sin nombre3

Pero no es sólo la trama lo que hace de este filme una obra imprescindible para los amantes de las buenas historias, el minucioso y cuidado retrato de una de las bandas más peligrosas de nuestro planeta, las Maras, es ya de por sí una maravilla. Si a eso le unimos la fuerza visual y un drama social de lo más actual, el resultado es un peliculón, y todo de manos de un director que, podíamos decir, está empezando. ¡Qué maravilla!

En Notas de Cine | Trailer: Sin nombre

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...