Crítica: Slumdog Millionaire

Slumdog millionaire

Título original: Slumdog millionaire
Director: Danny Boyle
Género: drama
Duración: 120 minutos
Intérpretes: Dev Patel, Freida Pinto, Madhur Mittal
Trailer en español: Slumdog millionaire
¿Debo ir a verla? ★★★★½ Asfixiante pero sobre todo optimista, es simplemente el film que necesitábamos ver.

Emocionante, dramática y divertida. Danny Boyle pone al servicio de la historia –siempre lo ha hecho- toda una retahíla de recursos visuales exultantes para componer un puzzle caótico sólo en apariencia, un enloquecido cóctel de emociones destinadas a exaltar y agitar al espectador. Slumdog millionaire nos ofrece un espectáculo visual fascinante puesto al servicio de una historia de abandono, traición y triunfo, que a lo tonto también alberga una de las mejores historias de amor del año.

A partir de las historias que Jamal va contestando en la edición india del concurso ¿Quién quiere ser millonario?, se nos desvela la historia de él y su hermano Salim, tratando de sobrevivir en una Bombay retratada como una desmedida olla a presión humana. Con esa original estructura, conocemos la brutal infancia de ambos a través de diversos episodios, como el que narra su obsesión por Satika, una niña a la que conocen el mismo día en que la tragedia hace mella en sus vidas. Pero de cada una de las desgracias Jamal ha obtenido lo necesario para dejar atrás todo eso… si acierta las preguntas del concurso.

Una vez visto el film de Danny Boyle, se entiende el entusiasmo general por el mismo. Probablemente no es mucho mejor -quizá sí- que sus competidoras en mil y un premios, pero se trata, simplemente, de un film que ahora mismo se necesita ver. Como Batman para Gotham, si ustedes han visto el final de El caballero oscuro. Slumdog millionaire empieza de forma violenta, desesperante y absorvente. Pero, sorpresa, en vez de potenciar su vertiente negativa, poco a poco nos va regalando una serie de personajes que se van sobreponiendo a la tragedia a la que parecen destinados por la fortuna. Muy al contrario que en El lector o Revolutionary Road, los protagonistas siguen el rumbo que les dicta su entorno, pero Boyle les ofrece una serie de oportunidades que éstos saben aprovechar, y de qué manera.

El film resulta por eso una emocionante y épica lucha por el triunfo sobre la tragedia, un mensaje de esperanza que hacía mucho que no veíamos. Destacan todas sus persecuciones por Bombay, trepidantes y espectaculares, así como la tensión organizada en torno a la pregunta final. A pesar de su violencia y crudeza, el humor y la ironía son constantes, y Boyle sabe prestar atención a detalles poéticos y a la interpretación de los actores (con especial mención AL Jamal adulto, interpretado por Dev Patel).

Quizá sea porque, a diferencia de otras, tras las poderosas y exóticas imágenes (fascinante fotografía de Anthony Dod Mantle) de Slumdog millionaire, existe una película modesta en su espíritu, que no pretende nada más que ser una sólida historia para emocionar. Al igual que en la vida de Jamal, los resultados hablan por sí mismos.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...