Crítica: ‘Spring Breakers’

Además de espléndida en la forma y algo discutible en el fondo, es divertida y fascinante. ¿No es eso lo que nos lleva al cine?

Selena Gomez, Vanessa Hudgens y las Spring Breakers

Se trata de una percepción muy subjetiva y por tanto puede estar perfectamente equivocada, pero, centrándome únicamente en el acabado formal (tipología de planos, ritmo de montaje, utilización de la música), la primera referencia que se me vino a la cabeza durante los minutos iniciales de Sping Breakers fue la también controvertida ‘El árbol de la vida’, de Terrence Malick. Puede parecer un despiste por mi parte y repito que tal vez lo sea, pero se me ocurre que hay algo en común entre estas dos propuestas, completamente antitéticas en el fondo, una recuperando la fe en Dios y en el misterio en su intento desesperado de encontrar sentido a la existencia; la otra buceando en la miseria moral que implica la necesidad enfermiza de buscar la felicidad a cualquier precio que campa a sus anchas entre la juventud estadounidense.

Si algo podrían tener en común ambas películas es que llegan hasta las últimas consecuencias en su punto de vista de la realidad, y que se apoyan en unas decisiones estilísticas radicales, tomadas desde el talento para llevar al terreno de una poesía desencadenada  y no necesariamente narrativa (al menos, no de un modo convencional) a la imagen cinematográfica. Lo que pasa es que frente a la fe en el orden cósmico de Malick, Harmony Korine, cineasta outsider y con gusto por lo trash con acceso al gran público por primera vez, propone una devoción por el caos que incomoda porque descoloca, no permite asideros al incauto espectador.

Solo hay que tratar de definir Spring Breakers para darse cuenta de que, más allá de su indiscutible contundencia formal, es imposible ponerle etiquetas, o es posible pero serían tantas y tan contradictorias que darían como resultado el mencionado caos, el terrorífico pozo sin fondo. En el problemático terreno ideológico, reina la indefinición. Los jóvenes católicos que huyen de diversiones y excesos son ridiculizados cuando tratan de advertir a la angelical Faith (Selena Gomez) sobre sus nuevas amigas, pero los que se van al meollo del spring break, la fiesta de las vacaciones de primavera, son dibujados con cinismo caricaturizador mientras abusan de todo lo que se puede abusar, se dedican a desnudarse y retozar en una especie de frenesí de erotismo soft (que la vida y el arte imitan normalmente al porno ya se ha dicho alguna vez) con pocas luces, por no hablar de los amos de la calle, reyes del gangsta que invaden la segunda mitad del metraje y a los que Korine dedica toneladas de pitorreo.

Tampoco cabe definir Spring Breakers como una comedia, ya que termina generando más inquietud que sonrisas. Se puede escribir también que es el reverso tenebroso de los cuentos de hadas para niñas (algo así como ‘Alicia en el país de los vertederos morales’), que en realidad es bastante seria y que tiene arrebatos melancólicos genuinos, como la impagable secuencia con James Franco al piano interpretando una balada de Britney Spears. Todo ello puede decirse y es verdad, pero también que hay elementos en la naturaleza del film que desactivan toda tipificación simplista.

Una de las pocas certezas relativas a la película es que Korine ha querido llamar la atención de más público, de ahí la endemoniada elección de princesas Disney Channel para los papeles protagonistas. También que los sonidos electrónicos pesados de Skrillex y la dirección de fotografía de Benoît Debie (¿recordáis su trabajo en ‘Irreversible’? son aliados decisivos cuando se trata de describir un mundo envuelto en truculencia en el que el mayor placer es revolcarse entre billetes y armas o entre oraciones y falsa moralina. Pero si existe una afirmación que pueda resumir todas las que hagamos sobre Spring Breakers es que produce un debate interior de tal calibre, es capaz de generar tantas dudas y fascinación, que entiendo que es absolutamente imprescindible para cualquier cinéfilo que ande con ganas de pelea.

Titulo: Spring Breakers
Director: HarmonyKorine
Duración: 92 minutos
Género: Terror, Comedia, Erótico, Thriller
Fecha de estreno: 24 de agosto
Intérpretes: Selena Gomez, Vanessa Hudgens, Rachel Korine, Ashley Benson, James Franco.
‘Spring breakers’, tráilers en español
¿Debo ir a verla? ★★★½☆

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...