Crítica: Stella

Título: Stellla
Director: Sylvie Verheyde
Género: drama, comedia
Fecha de estreno: 9 de septiembre de 2011
Intérpretes: Léora Barbara, Karole Rocher, Guillaume Depardieu, Benjamin Biolay
Stella, tráiler de una emotiva película francesa
¿Debo ir a verla? ★★★★☆ Preciosa historia acerca de una preadolescente que vislumbra los sinsabores de la vida.

Stella es una niña de 11 años que busca su lugar en el mundo durante los últimos años setenta. La escuela no parece hecha para ella y sus padres, dueños de un bar y una pensión, tienen muy poco tiempo para dedicarle. Rebelde y poco convencional, la chiquilla encontrará consuelo en una compañera de clase, una chica inteligente que parece disfrutar con la excentricidad de Stella.

Con este argumento, la realizadora francesa Sylvie Verheyde elabora un precioso relato de iniciación  que emocionará al espectador más sensible. Hay mucha verdad en la historia de esta cría que busca su lugar en el mundo. La directora nos hace partícipes del peculiar ensimismamiento del personaje a través de una voz en off  que, lejos de subrayar las imágenes, las completa. A través de las palabras de la pequeña, descubrimos ese malestar que la invade. Stella se mueve en dos mundos en los que no termina de encajar. Es demasiado pequeña para vivir eluniverso casi lúmpen que frecuentan sus padres, aunque tampoco encuentre su lugar entre sus más convencionales compañeros de clase.

Atenta a la historia que esta contando, la realizadora no se pierde en florituras. Solo la utilización de la cámara en mano durante alguna secuencia nos descubre que la directora se encuentra tras el objetivo. Verheyde prefiere centrarse en una soberbia dirección de actores, un guion atento a los personajes y una magnífica utilización de los éxitos de los últimos años setenta. Especialmente curioso resulta el uso que hace de Ti amo’, una canción de Umberto Tozzi que barrió las listas europeas de 1977. La realizadora sabe sacar provecho del aire cálido y apasionado del tema para mostrar la atracción que siente la pequeña por un chaval un poco mayor que ella. Por otra parte, enfatiza la peculiar cursilería del momento con una utilización casi irónica del flou, un efecto que utilizo el director David Hamilton en sus películas y fotos con adolescentes de hace cuatro décadas.

Todo ello convierte a Stella en una preciosa película sobre los problemas de crecer y encajar en un mundo que no parece hecho para ti.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...