Crítica: Stopped on track

Titulo: Stopped on track
Título original: Halt auf freier strecke.
Director: Andreas Dresen
Género: drama
Duración: 95 minutos
Fecha de estreno: 8 de junio de 2012.
Intérpretes: Steffi Kühnert, Milan Peschel, Talisa Lilly Lemke , Mika Nilson Seidel, Ursula Werner.
Stopped on track, tráiler de un drama de Andreas Dresen
¿Debo ir a verla? ★★★☆☆ Buen drama sin los excesos habituales de las películas con enfermos terminales.

Las películas sobre enfermedades mortales son un subgénero dentro del melodrama. En muchos casos, los responsables de muchos de estos largometrajes para cine y televisión fuerzan los elementos más tristes de las tramas para conseguir su objetivo: humedecer los ojos del espectador por todos los medios. Stopped on track huye en cierta manera de estos excesos para ofrecernos de forma creíble cómo una familia afronta una enfermedad terminal que sufre uno de los miembros.

Andreas Dresen, responsable de En el séptimo cielo y Verano en Berlín, pone de manifiesto desde los primeros minutos de metraje que su filme se aleja del desmelene sentimental habitual en el subgénero. El cineasta germano muestra sin edulcorar el momento en el que un médico le comunica al protagonista que tiene un tumor cerebral inoperable. El desconcierto de este hombre en la cuarentena y su esposa ante la noticia está visualizado con una frialdad casi quirúrgica y sin necesidad de subrayados innecesarios.

El resto de la película sigue los pasos de este padre que verá cómo en pocos meses se convierte en un completo vegetal. La cámara del iPhone le servirá como peculiar diario donde recoger algunos momentos claves de ese declive. Su familia le apoyará en todo momento, aunque el día a día sea duro y muchas veces se desee la muerte de un ser querido al que se ve extinguirse poco a poco.

Dresen rueda en vídeo digital y apoyándose en el magnífico trabajo de unos actores que nunca recurren al histrionismo para hacer frente a sus personajes. Especialmente remarcable es el trabajo de Milan Peschel, que refleja con su interpretación el desconcierto de un hombre  que observa cómo sus facultades menguan rápidamente.

Solo un aspecto afea un tanto el filme del director alemán. Dresen visualiza el tumor en forma de un particular personaje que aparece puntualmente en la cinta. Este elemento fantástico y cómico resulta un tanto postizo dentro de una película eminentemente realista.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...