Crítica: Superfumados

Superfumados, crítica

Título original: Pineapple Express
Director: David Gordon Green
Género: comedia
Duración: 110 minutos
Intérpretes: Seth Rogen, James Franco, Danny R. McBride, Rosie Perez
Estreno en España: 5 de diciembre
Trailer: Superfumados
¿Debo ir a verla? ★★★☆☆ Muy aceptable comedia de acción, aunque el subidón se pasa después de verla

Judd Apatow (aquí ejerciendo de productor ejecutivo) y su prole cultiva una comedia que, en los mejores casos, no se desvía de la normativa de Hollywood, pero la enriquece al incorporar con fortuna a su esqueleto la forma de hablar más cotidiana y pretendidamente espontánea de los stand up comedy, entre otros factores. Y así hasta siete comedias, el año pasado. Se detiene en la anécdota (en ocasiones, demasiado), pero permite desarrollar uno personajes imperfectos y locuaces, de los que además es fácil enamorarse por su humanidad. Suele volcar un mensaje en el fondo convencional, pero también premeditadamente ambiguo, buscando hacer sentir bien al personal, pero dejando algunos rincones afortunadamente oscuros.

Superfumados vuelve a tener estas virtudes, y de nuevo, es la forzada amistad entre los dos fumados lo que sostiene una intriga criminal que sirve sólo de trasfondo para el mundo de sus protagonistas, que están, precisamente, en su mundo. Dale y Saul se ven, sin comerlo ni beberlo, metidos en una persecución que les supera totalmente, y el sentido del humor desplegado para la ocasión acompaña sin que el estilo de sus creadores acuse aún síntomas de cansacio.

Pero la costumbre por dilatar conversaciones, situaciones y escenas, que tiene un efecto beneficioso en ocasiones, es igualmente perjudicial en otras. Ejemplo de ello es el final, que se hace aburrido pese a interesantes toques de violencia (casi más propios de la saga Saw, salvando las distancias), pero también otros momentos de la historia, en los que el pulso tanto cómico como narrativo se pierde en disquisiciones innecesarias.

No obstante, la mayoría de sus episodios funcionan por sí mismos, y la cinta se ve enriquecida por una galería de secundarios que, al final, rematan bien el conjunto: ahí está el invencible y hortera camello interpretado por Danny R. McBride (el técnico de efectos especiales en Tropic Thunder. Una guerra muy perra de Stiller), que junto a James Franco les resuelve la película a Rogen, Apatow y Gordon Green.

Pero es, precisamente, James Franco el ganador del film. Lo dice todo el mundo: contra todo pronóstico (o no: Franco ya apareció en un serie ideada por Apatow, Freeks and Geeks), el coprotagonista de Spiderman muestra un olfato cómico envidiable, y logra para su joven camello Saul una humanidad y un nivel de diversión notables. Su forma de hablar, su anhelo de amistad con Dale (o quizá algo más), resultan encomiables, y Superfumados finalmente será recordada por presentarnos otra historia de amistad masculina, al igual que Supersalidos, la mar de apañada.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...