Crítica: Teniente corrupto

Crítica: Teniente corrupto

Título: Teniente corrupto
Título original:  Bad Lieutenant: Port of Call New Orleans
Director: Werner Herzog
Duración: 121 minutos
Género: Thriller
Fecha de estreno en España: 8 de enero de 2010
Intérpretes: Nicolas Cage, Eva Mendes, Val Kilmer, Xzibit, Fairuza Balk, Brad Dourif
Teniente corrupto: póster y tráiler español
The Bad Lieutenant: Port of Call New Orleans, póster y tráiler
¿Debo ir a verla? ★★★☆☆ Extraña reinterpretación de uno de los filmes más impactantes y personales de Abel Ferrara.

Un indomable hace un remake de otro indomable. Así podríamos calificar la versión siglo XXI de Teniente corrupto, personal reinterpretación de la película homónima que Abel Ferrara realizara en 1992. La nueva versión es obra de Werner Herzog, uno de los niños terribles del que fuera denominado ‘Nuevo cine alemán’, al que debemos rarezas del calibre de ‘También los enanos empezaron pequeños’, ‘Aguirre, la cólera de Dios’, ‘Fitzcarraldo’, ‘Invencible’ o ‘Grizzly Man’; mientras que la cinta original es un trabajo de Abel Ferrara, un director neoyorquino de origen italiano que se ha mostrado como un verdadero outsider de la industria , tanto por su conducta personal como profesional, en películas como ‘The Addiction’, ‘El funeral’, ‘Oculto en la memoria (The Blackout)’ o ‘Mary’. Ambos son francotiradores que marcan estilo sin que nadie parezca domarlos, aunque los dos  tengan rasgos que les diferencien como autores cinematográficos. Las muy distintas  visiones que cada uno ha dado de las andanzas de un policía drogota, putero y jugador ponen de manifiesto que tienen intereses divergentes.

Mientras que Abel Ferrara nos ofrecía a un teniente corrupto con problemas de fe y unas ansias de redención de honda raíz judeocristiana, Herzog nos sumerge en un extraño mundo espídico y poblado de imágenes oníricas que eluden en todo momento la referencia religiosa. Por otro lado, la versión de 1992 era de una sequedad y dureza casi intragables para el espectador medio, a diferencia de la reinterpretación de Herzog, que no duda en acudir al exceso para mostranos el mundo alucinado de un hombre a la deriva. El Nueva York gris de la obra del norteamericano ha sido sustituido en la cinta del alemán por la más colorida Nueva Orleans post-Katrina. Igualmente, la interpretación de los dos actores protagonistas de ambas versiones es sumamente distinto: Harvey Keitel interiorizaba gran parte de la angustia existencial de su personaje en el largometraje original, mientras que Nicolas Cage, en el remake, realiza una interpretación denodadamente histriónica, que recuerda en cierta mediada a las que realizara Klaus Kinsky, actor fetiche de Herzog, en filmes como ‘Aguirre: la cólera de Dios’, ‘Woyzeck’, ‘Fitzcarraldo’, ‘Nosferatu’ o ‘Cobra verde’.

Dejando las comparaciones con el original, Teniente corrupto es un  thriller afectado por el ritmo anfetamínico de su protagonista principal. Las diferentes tramas se acumulan en una película algo caótica que intenta reflejar la deriva existencial de su protagonista. Cage, con esos ojos casi fuera de las órbitas y constantemente alterado, dota al filme de un tono crispado. Herzog aliña todo con alguna imagen alucinada que aumenta la sensación de estar en una especie de pesadilla. No obstante, y pese a todo, el espectador menos dado a los desvaríos autorales del realizador alemán no tendrá que esforzarse mucho en seguir las líneas de argumento que conforman el filme. Además, y pese a sus habituales excesos, Herzog opta por un final bastante más tranquilizador y comercial que el que nos ofrecía Ferrara en 1992.

En definitiva, Teniente corrupto es un extraña película que bascula entre el más convencional thriller con tonalidades negras y el peculiar universo de su director. Aquellos que esperaran una nueva blockbuster del tándem Nicolas Cage-Eva Mendes, al estilo de El motorista fantasma, pueden quedar decepcionados. Por el contrario, los que sean fans de Herzog verán la película como una simpática e interesante obra menor de un cineasta no apto para todos los paladares.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...