Crítica: Todo incluido

Crítica: Todo incluido

Título: Todo incluido
Título original: Couples Retreat
Director: Peter Billingsley
Género: Comedia
Fecha de estreno: 29 de enero
Intépretes: Vince Vaughn, Jason Bateman, Jon Favreau, Kristen Bell, Malin Akerman, Faizon Love, Kristin Davis, Kali Hawk, Jean Reno, Carlos Ponce
Trailer: Todo incluido
Taquilla USA: Todo incluido arrasa
¿Debo ir a verla? ★½☆☆☆ Mediocre comedia sobre relaciones amorosas con escasos momentos divertidos y poco mordiente

Todo incluido podría formar parte de un tipo de comedia, centrada en las cuitas de treintañeros y cuarentones, que últimamente parece proliferar. Los problemas de pareja, la dificultad de asumir la edad adulta y la relaciones de amistad suelen ser los tres ejes en los que se mueven ciertas películas en la estela de los filmes de Judd Apatow, autor de Virgen a los 40 o Lío embarazoso. No obstante, y a diferencia de las cintas del norteamericano, la mayoría de los largometrajes que parecen  influidos por su forma de hacer cine no tienen ni su capacidad de observación ni la profundidad que ha caracterizado la carrera del director, actor y productor. Éste es el caso de Todo incluido, una película tonta, simple y realmente poco divertida.

Vince Vaughn y Jon Favreau, protagonistas del filme, han creado un guión sin ritmo que sólo puntualmente consigue algún momento de diversión. Las aventuras de cuatro parejas que acuden a un paradisíaco resort especializado en enderezar relaciones sentimentales no provoca demasiada diversión. Sólo algunos aciertos aislados, como los protagonizados por un macizo profesor de yoga bastante ligón o aquellos en los que Vince Vaughn las pasa canutas a la hora de deshacerse de un tiburón, logran animar algo la función. El resto de la película, dirigida por un impersonal Peter Billingsley, bascula entre el aburrimiento de los momentos presumentamente dramáticos, la sosería de unas situaciones escasamente divertidas y algún momento de humor burdo, como aquel en el que el personaje de Favreau se empalma con una sexy masajista, que parece salido de las películas de Esteso y Pajares.

Tampoco ayuda un elenco actoral en momentos bajos. Los actores Jason Bateman, Jon Favreau y Vince Vaughn tiran de sus tics cómicos más recurrentes, mientras que las actrices Kristin Davis, Malin Akerman y, muy especialmente, la pésima Kristen Bell parecen perdidas en unos personajes tan indefinidos que no llegan ni a tópicos. Del naufragio no se salva ni Jean Reno, insoportablemente gesticulante en su papel de gurú new age a la francesa.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...