Crítica: Un cuento chino

Un cuento chino

Título: Un cuento chino
Director: Sebastián Borensztein
Género: comedia, drama
Duración: 100 minutos
Intérpretes: Ricardo Darín, Muriel Santa Ana, Ignacio Huang
Trailer: Un cuento chino, con Ricardo Darín
¿Debo ir a verla? ★★★½☆

Sebastián Borensztein aborda en su nueva película temas como la suerte y el destino en una fábula sobre la soledad extremadamente amable y divertida. Un cuento chino permite también a Ricardo Darín abordar su personaje con el convencimiento de que se trata de su propio y particular Melvin Udall, el protagonista de ‘Mejor… Imposible’.

Sólo que mientras Jack Nicholson abordaba el personaje desde su peculiar gestualidad, Darín nos lo presenta repleto de vida interior y contención de una forma igualmente peculiar e insustituible. Si a ello añadimos lo bien que el director evita sentimentalismos, evitando cargar las tintas incluso en los momentos de humor más oscuro (que los hay), el resultado es una cinta en la que todos sus elementos, comedia, drama, intimismo y retrato histórico fluyen en una comedia de colegas que toca bastantes más palos de los que parece a simple vista.

Y si lo hace es por un guión de esos que llamaríamos de hierro, compacto al cien por cien, que da lugar a una química ejemplar entre el gruñón personaje que interpreta Darín y el voluntarioso y casi mudo coprotagonista. Ambos comparten una tragedia absurda que Borensztein da sentido de la manera más… absurda. Un cuento chino es, simple y llanamente, una muy buena comedia.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...