Crítica: Un dios salvaje

Título: Un dios salvaje
Título original: Carnage
Director: Roman Polanski
Género: comedia
Fecha de estreno: 18 de noviembre
Intérpretes: Kate WinsletChristoph WaltzJodie FosterJohn C. Reilly
Tráiler de Un dios salvaje, de Roman Polanski
Carnage, tráiler de la nueva cinta de Roman Polanski
¿Debo ir a verla? ★★★★☆ Comedia negra sobre las falsas apariencias con unos actores realmente magníficos.

Un dios salvaje es fruto del talento de Roman Polanski para sacar provecho de las tramas desarrolladas en espacios cerrados y la habilidad de la dramaturga Jasmina Reza para poner al descubierto las falsas apariencias que rigen nuestras relaciones sociales. El resultado es una pequeña joya cinematográfica que rebosa inteligencia.

Con una obra de teatro de la escritora francesa como base, Polanski nos cuenta la historia de dos parejas que se reúnen amistosamente para hablar sobre la pelea que han mantenido sus respectivos hijos. Lo que comienza de una manera tranquila y educada se va tornado en una encarnizada discusión donde dejarán ver su cara menos amable.

El director polaco y Jasmina Reza, firmantes ambos del guion,  han urdido una película llena de inteligencia que da especial importancia al retrato de personajes. Ambos nos presentan a un grupo de personajes adultos que irán volviéndose más despiadados que sus propios hijos, dos chavales que -como se puede ver en el epílogo del filme- no han llevado su enfrentamiento más allá de la mera riña entre niños.

Un atareado abogado de compañías farmacéuticas poco fiables, un ferretero campechano, una empleada de una librería con ínfulas de escritora y una encargada de inversiones que parece que no ha roto un plato son los ejes de una divertida trama sobre las falsas apariencias. El enfrentamiento de sus respectivos hijos será el intrascendente punto de partida de una discusión que derivará hacia el rechazo que cada pareja siente por la otra e, incluso, las tensiones que existen entre los miembros de los respectivos matrimonios. A lo largo del metraje, cada uno de ellos establecerá débiles alianzas con cada uno de los otros miembros del cuarteto. Unos pactos que se romperán constantemente cuando se vayan planteando diferentes situaciones.

Polanski realiza así una entretenidísima película que saca  partido de sus estupendos actores, el espacio cerrado del apartamento donde tiene lugar gran parte de la acción y el siempre impertinente sonido del abogado cínico que encarna con maestría un espléndido Christoph Waltz. El objetivo es mostrar que, pese a la fachada más o menos agradable que podemos proyectar al exterior, llevamos a un verdadero salvaje en nuestro interior.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...