Crítica: ‘Una cuestión de tiempo’

La tercera película como director del guionista Richard Curtis mezcla en un simpático producto comedia romántica, drama y elementos fantásticos.

Fotograma de 'Una cuestión de tiempo'

‘Una cuestión de tiempo’ es una película típicamente made in Working Title. Al fin y al cabo, su guionista y director es Richard Curtis, escritor de los libretos de ‘Cuatro bodas y un funeral’ y ‘Notting Hill’ y realizador de ‘Love Actually’, entre otras. El filme reúne todos los elementos de éxito de la productora inglesa: humor británico, unas gotas de drama, secundarios pintorescos, una banda sonora repleta de canciones pop y una protagonista femenina norteamericana. Quizá lo que más sorprenda es el elemento fantástico del filme: el protagonista es un viajero en el tiempo. No obstante, este elemento tampoco es enteramente original. Como ocurriera en la muy superior ‘Atrapado en el tiempo’, el protagonista utiliza su habilidad para volver al pasado para intentar ligarse a la chica de sus sueños.

De hecho, la tercera película de Richard Curtis se podría considerar casi como una variación de ‘Cuatro bodas y un funeral’. El personaje de Domhnall Gleeson es tan desastre en sus relaciones sentimentales como lo era Hugh Grant en aquella cinta de Mike Newell. A la vez, el personaje femenino protagonista al que da vida Rachel McAdams funciona casi exclusivamente como complemento del masculino, al igual que ocurriera con el Andie MacDowell, aunque aquí el personaje sea más joven y menos distante.

Curtis vuelve a rodear a los protagonistas de un grupo de secundarios entre lo simpático y lo estrafalario, y se reserva una muerte en la manga para provocar el llanto del espectador. De la misma manera, el realizador y guionista juega sobre seguro a la hora de utilizar ciertos temas pop para subrayar sentimientos. Resulta un tanto obvio que use la saltarina ‘Friday, I’m in love’, el éxito de The Cure, para mostrar la euforia de estar enamorado. Igualmente, la inclusión de la melodramática ‘Into Your Arms’, una de las obras maestras de Nick Cave, parece una jugada un tanto rastrera que solamente tiene  como fin arrancar las lágrimas del espectador.

No obstante, a pesar de ser un producto prefabricado para el éxito, ‘Una cuestión de tiempo’ se sigue sin esfuerzo gracias al talento de Curtis para los diálogos inteligentes y su capacidad para dirigir actores. En esta ocasión sobresale Domhnall Gleeson, simpático como joven viajero en el tiempo, y un estupendo Bill Nighy, en el papel de su sabio padre.

Título: ‘Una cuestión de tiempo’
Título original: ‘About Time’
Director: Richard Curtis
Duración: 123 minutos
Género: Drama, comedia
Intérpretes: Domhnall Gleeson, Rachel McAdams, Bill Nighy, Tom Hollander, Margot Robbie, Rowena Diamond, Vanessa Kirby, Lindsay Duncan, Matt Butcher, Lee Asquith-Coe.
¿Debo ir a verla? ★★★☆☆

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...