Crítica: Viaje al centro de la Tierra 2: la isla misteriosa

Crítica de Viaje 2: la isla misteriosa

Título: Viaje al centro de la Tierra 2: la isla misteriosa
Título original: Journey 2: the misterious island
Director: Brad Peyton
Género, aventuras, infantil
Duración: 95 minutos
Intérpretes: Dwayne Johnson, Michael Caine, Vanessa Hudgens, Josh Hutcherson
Viaje al centro de la Tierra 2: la isla misteriosa, trailer español
¿Debo ir a verla? ★★☆☆☆

Viaje al centro de la Tierra 2 continúa las aventuras de la familia Anderson a través del personaje interpretado por el joven Josh Hutcherson, que esta vez vive en casa de su madre y trata de lidiar lo mejor que puede con su voluntarioso padrastro, interpretado por Dwayne Johnson. La secuela directa de la adaptación, en clave familiar y en 3D, de la famosa novela de Julio Verne, ahonda en el camino de la película que protagonizó Brendan Fraser en 2008, por mucho que gran parte de su elenco sea nuevo, y que en esta ocasión se haya logrado reunir un grupo de actores un tanto chocante, pero relativamente atractivo para un filme de las características de este Viaje 2. A Johnson, que ciertamente no le hace ascos a incorporarse a ninguna franquicia sobre la marcha, se han unido el veterano y siempre bienvenido Michael Caine, aquí en modo piloto automático, y la bella Vanesa Hudgens, por aquello de añadir un nuevo interés amoroso al joven coprotagonista.

Viaje al centro de la Tierra 2, lamentablemente, no aprovecha la saludable heterogeneidad de su propuesta argumental, que mezcla sin rubor varias novelas míticas de aventuras, obra de Julio Verne, Robert Louis Stevenson y quién sabe cuántos más. La película, desde luego, se da pocos o ningunos aires, y por eso nos cae simpática. No obstante, el director Brad Peyton, que muestra una aceptable habilidad para gestionar los correctos y abundantes efectos visuales, no consigue elevar el tono de Viaje 2 por encima de lo mediocre, por mucho que se trate de una cinta cumplidora y honesta en términos generales.

A la hora de hacer comedia, de enamorarnos un ratito con sus personajes, el asunto no despega por culpa de un humor tontorrón y un conjunto de situaciones no demasiado bien hiladas, en las que, eso sí, destacan un par de inesperados desplantes concientemente ridículos (ese momento pecto-pop) que desgraciadamente no llegan más allá. La aventura, por ello, nunca se sale de los márgenes de lo rutinario, sin explotar la faceta hilarante del particular grupo, ni tampoco ese sentido del absurdo que parece asomar de cuando en cuando y que al menos un miembro de su reparto, el cada vez más carismático Dwayne Johnson, parece asumir con una inteligencia y afabilidad innegable.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...