Crítica: Young Adult

Título: Young Adult
Director: Jason Reitman
Género: comedia
Duración: 94 minutos
Intérpretes:  Charlize Theron, Patrick Wilson, Patton Oswalt.
Young Adult, tráiler español
Young Adult, tráiler inglés
¿Debo ir a verla? ★★★½☆ Amarga comedia sobre eternos adolescentes que se resisten a crecer.

«Todo el mundo se hace mayor. Pero no todo el mundo madura.» La frase promocional de Young Adult resume perfectamente una película que centra su atención en esos treintañeros que se han quedado paralizados mentalmente en sus años de adolescencia.

La protagonista de la cinta de Jason Reitman es uno de esos especímenes que todavía se comporta en cierta manera como la chica más popular del instituto que fue, aunque ya se acerque peligrosamente a la cuarentena.

Divorciada y a punto de ver cómo la saga de novelas y libros para adolescentes que escribe se clausurán, Mavis (Charlize Theron) decide volver al pueblo donde creció para recuperar a su antiguo novio, ahora feliz marido y padre de un bebé. Sin embargo, sus intentos por revivir el pasado se verán frustrados una y otra vez. Sola y desesperada, la novelista encontrará consuelo en el chaval menos popular de sus años de secundaria (Patton Oswalt), un hombre que sufrió una terribles lesiones  en su adolesencia a causa de una paliza que le propinaron otros chicos del pueblo. Al igual que ella, el treintañero parece que dejo de crecer mentalmente cuando todavía no había cumplido los veinte.

Amarga y corrosiva, la película reparte estopa para casi todos los personajes. La mayoría de los habitantes del pueblo donde creció la protagonista son absolutamente convencionales y se creen con derecho a sentir pena por la reina destronada que vuelve a la pequeña ciudad cuando hace años que su tiempo ya pasó. Por su parte, el regodeo de Mavis en una pasado que ya no volverá resulta algo enfermizo. La escritora no parece darse cuenta de lo cruel que fue con algunas personas en su adolescencia y se refugia en una antigua época de esplendor que ya no volverá. Curiosamente, los años le han acercado al que fuera el personaje menos popular de la escuela secundaria, un hombre  que ha encontrado en su incapacidad la excusa perfecta para no madurar.

En resumen, el guion de Diablo Cody, la autora de Juno y Jennifer’s Body, ofrece una visión muy ácida de una vida que -vista desde la treintena- dista bastante de ser la que se espera en la adolescencia. Una existencia dura de la que no se libran ni las antiguas chicas más populares del instituto, como nos muestra una de las últimas escenas del filme.

La famosa guionista entrega con este guion su trabajo más maduro en el cine , aunque  siga abordando en cierta manera la adolescencia, el tema recurrente en la mayoría de sus libretos para el séptimo arte.

Por su parte, Jason Reitman demuestra una vez más que es uno de los grandes valores de la actual comedia norteamericana. El realizador de Up in The Air vuelve a utilizar esa peculiar tono a medio camino entre la comedia y el drama que tan bien maneja, aunque se sitúe un escalón por debajo de la maestría de Alexander Payne.

El cineasta deja patente otra vez su gran destreza en la dirección de actores. Charlize Theron está perfecta como esa talludita y algo patética reina del baile, mientras que Patton Oswalt, en el papel del hombre discapacitado desde su pubertad, resulta verdaderamente entrañable.

Inteligente, divertida y sumamente ácida, Young Adult es una de las comedias más logradas que hemos visto en la cartelera durante esta temporada.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...