Diamantes De Sangre

Diamantes de Sangre es una producción muy bien llevada a cabo, muy estudiada y entretenida sobre el terrible mundo del tráfico ilegal de diamantes en Afríca, donde una cruenta y muy deshumanizada guerra se lleva a cabo, a causa del afán de las piedras preciosas en el resto del mundo.

El esquema de certificación denominado el «Proceso Kimberley«, es una garantía que obtienen los productores y comerciantes de diamantes en todo el mundo, a la que se hacen merecedores por comprar piedras preciosas que estén alejados de tierras en conflicto, y que a la vez no se usan para financiar régimenes dictatoriales, guerras, esclavos o masacres de personas inocentes. El sobrenombre por el que se conoce a los diamantes que están por fuera del proceso Kimberley son llamados «Blood Diamonds«, lugar de donde seguramente se inspiraron ya sea el director, el escritor o el productor de este film para titular está película.

«Diamantes De Sangre» es una dura representación del inmenso costo que deben vivir millones de seres humanos en tierras africanas, para lograr mantener la noble intención de que los estadounidenses puedan colocarles diamantes a sus dientes, celulares y zapatos. Me quedó corto al criticar de manera exclusiva al público de ese país, puesto que la demanda de diamantes preciosos es de escala mundial; pero es en ese enfoque en donde está centrada la historia de la película.

Protagonizada por un activista del ambiente y de un mundo mejor como es Leonardo DiCaprio, y dirigida por el creador de hermosos universos llenos de paisajes tipo postal Edward Zwick, la película se centra en las actividades que un contrabandista de diamantes lleva a cabo en África, como lugar de explotación para sus compradores en el mundo desarrollado.

En uno de sus viajes a «esa parte olvidada del mundo» Danny Archer (personaje interpretado por DiCaprio) se da cuenta de que Solomon Vandy (Djimon Hounsou), un aldeano que ha sido esclavizado por un grupo insurgente alzado en armas, posee un inmenso diamante que le ha robado a uno de los líderes revolucionarios. Habida cuenta de que a Solomon le fue secuestrado su hijo y que escondió el diamante robado, Archer le ofrece la posibilidad de que a cambio de recuperar a su niño él le entregue la inmensa joya robada.

Desde allí una gran aventura comienza entre ambos, siendo el elemento generador de la historia y al tiempo, la manera por medio de la que la película nos insertara en un terrible, crudo y muy real conflicto que lleva ya mucho tiempo. A medida que Danny y Solomon se van insertando más y más en la búsqueda de los dos elementos que a cada uno le interesa, se nos va retratando de manera muy realista lo que debe ser el diario vivir para millones de personas, quienes están condenadas a subsistir en un infierno, por culpa de unos importantes intereses creados alrededor de unas joyas preciosas, que solo sirven como elementos de lujo.



La masacre de familias, el reclutamiento de niños en la guerra, los atentados terroristas y la destrucción de uno de los lugares más hermosos de la humanidad, son todos momentos y elementos que se desarrollan durante toda la película. El drama de “Diamantes de Sangre” es el de una región que se vio condenada a sufrir lo embates de la ambición capitalista, representada en las empresas que comercian con las piedras preciosas, en lo que parece ser una clara referencia a la compañía De Beer; y las inmensas ansías por un bien del que no han podido gozar y que mucho daño les ha traído.

En cierto sentido, Diamantes de Sangre demuestra una realidad que se ha repetido constantemente a través de los siglos: la ambición insaciable de los países desarrollados por los bienes de las regiones más pobres del mundo. Ya sea la colonización española por las riquezas que saquearon de América, o la Guerra en Irak en búsqueda del petróleo de ese país, al parecer el mundo subdesarrollado está condenado a sufrir el precio más alto por satisfacer las necesidades del primer mundo.

La película tuvo dos nominaciones al Oscar para cada uno de sus actores principales, como muestra de las excelente interpretaciones que ambos llevan a cabo. DiCaprio se consolidó ese año como un inmenso actor de carácter, dado que para esa misma época se estrenaba “Los Infiltrados” de Martin Scorsese donde demostró su inmensa capacidad actoral. Su transformación en un muy eficiente contrabandista sin remordimientos, calculador, pragmático y muy interesado, contrasta perfectamente con la inmensa fuerza y emotividad que un personaje tan lleno de sentimientos como el de Hounsou debe y logra registrar. La desesperación, el miedo, la furia y las ansías de saber que un hijo está en manos de unos seres de la peor calaña, son transmitidos a cada momento que Solomon se ve en pantalla.

Sin embargo, es en el departamento de fotografía y de sonido donde siento que personalmente se llevan todos los palmares de esta producción. Tanto para mostrar la tranquilidad y hermosura que rodea a este continente, como para hacernos sentir el caos y lo horripilante que debe ser estar insertos en una guerra, el trabajo llevado a cabo por Eduardo Serra y el equipo a cargo de Lou Bender y Andy Nelson, son verdaderamente excepcionales.

A pesar de lo anterior, es de recalcar que la película no tuvo el éxito esperado, aunque llegó a recaudar más de 170 millones de dólares a nivel mundial. Personalmente siento que mucho daño le hizo a la película la escena final, totalmente cursi y melodramática melosa, digna de cualquier telenovela mejicana o venezolana. Uno de los elementos más interesantes en toda la película se da en la química que hay entre DiCaprio y Jennifer Connelly, quien interpreta a una periodista que le hará saber al mundo lo que pasa en África con sus diamantes. No obstante, la escena de la llamada telefónica en donde ella llora profundamente por la muerte de él, como si fuera el amor de toda la vida a pesar de que no tuvo tiempo ni de conocerlo, me pareció una de las peores maneras de terminar la película, sintiéndose verdaderamente forzado todo ese momento.

En alguna entrevista DiCaprio mencionaba que esperaba que esta película fuera un éxito de taquilla, para que los estudios se sintieran atraídos a hacer más de estas producciones con un fuerte contenido social y crítico. Por eso, además de que porque es un muy entretenido film, invito a los lectores a que disfruten de la misma.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...