El FBI cierra Megaupload, una de las principales plataformas de descarga de películas

El FBI cierra Megaupload

Ha sido la noticia más comentada de las últimas horas. El FBI ha coordinado una operación a escala mundial que ha concluido con el cierre de una veintena de webs, siendo la más conocida de estas Megaupload, dedicada a las descargas directas (aunque también han caído sus asociadas Megavideo, donde se reproducían videos en streaming, y Megaporn, con contenidos para adultos). Además, cuatro de los principales responsables del site han sido detenidos en Nueva Zelanda y podrían ser extraditados a Estados Unidos, donde les esperarían muchos años de prisión.

Según informan algunas fuentes, Megaupload ha causado pérdidas de hasta 500 millones de los autores, habiéndose convertido en la bestia negra de la industria del entretenimiento. La respuesta al cierre por parte de los internautas no se ha hecho esperar. El tema se ha convertido en el más comentado en redes sociales y Anonymous, el movimiento ciudadano en favor de una red libre, ha tumbado las webs del Departamento de Justicia estadounidense, del FBI, del sello Universal Music y de las academias de la música y el cine del país más poderoso del mundo.

A nivel estrictamente cinematográfico, Megaupload era una de las webs más usadas del mundo en lo que a descarga o visionado online de películas se refiere. En los últimos años, la industria del cine ha sufrido enormemente la presencia de este y otros servicios, que han afectado muy negativamente a las recaudaciones de las salas. En esta web informábamos de que Avatar, aunque también había sido un éxito en los cines, acumuló en unos meses 21 millones de descargas, que traducidas en entradas vendidas se habrían convertido en casi 3.000 millones de dólares. En 2011, el film más pirateado en todo el planeta fue Fast & Furious 5.

En cualquier caso, la desaparición de Megaupload no equivale ni mucho menos al cese de las descargas en internet. Hay otros servicios similares, como Fileserve, MediaFire o GigaSize, a los que hay que sumar las redes de intercambio P2P. Lo que sí parece haberse iniciado es una guerra que veremos hasta dónde llega.

Fuente | Público |

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...