El remake de Gremlins recibe luz verde

Los Gremlins, es el clásico de comedia terrorífica de los 80, parece que tendrá nueva película, con los pros y cons de esta decisión. ¿Creéis que será lo mismo con unos bichos digitales?

Tras muchos años mareando la perdiz, Warner Bros por fin ha dado luz verde a unos nuevos ‘Gremlins. Y lo hará no como una secuela en formato 3D, tal y como se apuntaba en los últimos rumores (de hace ya muchos, muchos meses), sino como un ‘reboot’ o remake, es decir, una nueva versión de la idea que en su momento plasmó en papel Chris Columbus y en celuloide el gran Joe Dante. La idea llevaba en la cocina del estudio muchos años, pero esta es la primera vez que tenemos datos concretos: Warner ha encargado la confección de la nueva película al muy pujante guionista Seth Grahame-Smith, autor de la novela ‘Orgullo, Prejuicio y Zombies’ y ahora trabajando mano a mano con Tim Burton en muchos proyectos, y al productor Jeffrey Katzenberg, responsable de la edad de oro de la animación Dreamworks, con la saga Shrek a la cabeza.

‘Gremlins’ es, huelga decirlo, uno de los títulos míticos que marcaron el cine de la generación de los ochenta. Una película de terror adulta metida dentro de una para niños, o quizás una para niños metida dentro de una adulta. Tanto me da. El caso es que con ella y también gracias a ‘Indiana Jones y el Templo Maldito’, ambas bajo la batuta de Steven Spielberg, se creó la calificación PG-13, es decir, el equivalente a lo que aquí llamaríamos ‘no recomendada a menores de 13 años’. Por no mencionar que su director Joe Dante pudo colar su cinefilia gamberra en el cine de gran formato de aquella década, cosa que hizo hasta que la industria se lo dejó de permitir.

Los fans estamos tan entusiasmados como aterrorizados. Entusiasmados a un nivel primario por ver de nuevo en cine algo con la palabra Gremlin -aunque de momento no se ha confirmado si Steven Spielberg está a bordo-, y por el intento de Hollywood de traer de vuelta el cine de monstruítos y la moda de comedia de terror que aquella película generó. Pero aterrorizados porque el encanto y oficio de las marionetas originales, obra de Chris Walas en la primera entrega y de Rick Baker en la segunda, será con toda probabilidad sustituido por la ingeniería digital, una decisión lógica en tanto abre todo un mundo de posibilidades… pero que anula el encanto y los guiños cinéfilos logrados por Joe Dante, un director que, por cierto, hacía gala de una mala baba y unos conocimientos enciclopédicos del cine de género muy difíciles de igualar. La búsqueda de realizador para la nueva película está en marcha, por cierto.

Recordemos también que las Tortugas Ninja, otro hito del cine comercial aunque esta vez de los noventa (y muy inferior en su vertiente cinematográfica) está siendo rehecha por Michael Bay y Jonathan Liebesman en el mismo momento en que leéis estas líneas. ¿Qué opináis?

Fuente | Bloody Disgusting

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...