El remake de Starship Troopers tendrá poca sangre

El remake de Starship Trooper promete menos sangre y más fidelidad al libro, noticia que, sin duda, alegrará a muchos y decepcionará a otros tantos

El remake de Starship Troopers, menos violento

El remake de Starship Troopers promete dos novedades fundamentales respecto al film de Paul Verhoeven. Por un lado, más fidelidad a ‘Tropas del Espacio’ de Robert Heinlein. Por otro, y eso no nos mola, mucha menos sangre y vísceras. En realidad a los que hayan podido leer la novela (descatalogada en nuestro país desde hace ya lustros según tengo entendido) esta noticia no les sorprenderá, ya que el texto navega más en las aguas del discurso político y social que en la guerra explícita con las Chinches.

Esta aseveración corre a cargo del productor Toby Jaffe, que en una entrevista ofrecida a Empire, renegó abiertamente de la violencia en esta nueva versión. Al mismo tiempo, abogaba por incluir muchos más elementos –como los ‘trajes de salto’-, discursos –dando más relevancia a personajes con grandes ‘speeches’ en la novela-…. El miedo a que el film pueda ser catalogado con la famosa ‘R’ atenaza a Jaffe, que se justifica de este modo:

«Cuanto más cara es una película, más difícil es hacer que sea violenta»

Y lo compara con la inminente Desafío Total, donde también participa.

«Con Desafío Total en particular, hemos hecho una elección consciente para mantener su tonalidad más cerca de ‘Minority Report’. Le da al estudio, y a nosotros como productores, la oportunidad de volver a presentarla de una manera nueva»

El guión ya está preparado, lo han escrito a cuatro manos la dupla Ashley Edward Miller y Zack Stentz, especialistas en la ciencia ficción (‘Thor’, ‘X-Men: Primera Generación’ o las series ‘Fringe’ o ‘Las Crónicas de Sarah Connor’)

Lo que parece evidente es que tendremos una oportunidad de ver la famosa obra de Heinlein de nuevo en la gran pantalla. Tachada de fascista en su día, es un ‘sanbenito’, con el que, tanto la novela como el autor, han cargado toda la vida. Sin esconder su vertiente abiertamente militarista, pone en liza planteamientos básicos de responsabilidades (y funcionalidades) sociales y políticas que pueden hallar su génesis en la propia Democracia griega. Es decir, el poder se elige mediante el voto, pero el derecho a voto no es gratuito, hay que ganárselo. La diferencia crucial entre ‘civil’ y ‘ciudadano’ quedará más clara que nunca. Independientemente de la ideología de cada uno, resultará siempre interesante asomarse a la visión de ese futuro utópico de Heinlein, siempre dará pie a una tertulia o debate posterior sobre política, cine y literatura. ¿Acaso existiría la primera sin las otras dos?

Fuente | Empire

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...