El tío Boonmee quien puede recordar sus vidas pasadas

Poesía, ilusión, transmigración de las almas, reencarnación, equilibrios naturales… y un hombre con una enfermedad que decide concluir sus días cerca de los suyos en el medio del campo. De esto se trata la película del director tailandés, Apichatpong Weerasethakul, quien ha sido la gran ganadora en el Festival de Cannes 2010 con la Palma de Oro. Aquí os proponemos conocer más de este característico y singular film.

El tío Boonmee quien puede recordar sus vidas pasadas

Poesía, ilusión, transmigración de las almas, reencarnación, equilibrios naturales… y un hombre con una enfermedad que decide concluir sus días cerca de los suyos en el medio del campo.

De esto se trata la película del director tailandés, Apichatpong Weerasethakul, quien ha sido la gran ganadora en el Festival de Cannes 2010 con la atribución de la Palma de Oro a mejor película. Este film, con sus diálogos, silencios y mensajes acerca de los orígenes y las vidas, ofrece mucho para “ver más allá”.

Dentro de lo que fue el Festival de Cannes, “El tío Boonmee quien puede recordar sus vidas pasadas” fue el film más arriesgado, singular y característico. Con la Palma de Oro que recibió, el director Apichatpong se posiciona como una fuerte figura del cine internacional y firme promesa del cine asiático. Veamos un poco más de esta singular película que invita a reflexiones.


La trama gira en torno al Tío Boonmee, quien sufre una insuficiencia renal aguda. A raíz de esta situación, Boonmee decide terminar sus días entre los suyos en el campo. Allí, de una manera misteriosa, los fantasmas de su mujer fallecida y de su hijo desaparecido aparecen y lo toman bajo sus alas, emprendiendo un viaje por el medio de la jungla hasta arribar a una cueva situada en la cima de una colina, que será el lugar del nacimiento de su primera vida. En medio de este viaje, Boonmee medita acerca del origen de su enfermedad.

Sin dudas, el director tailandés se sumergió para contarnos un tema que interesa a muchos. Un tema que no pasa desadvertido y que encierra tantos misterios como los que hay en la realidad misma para muchas culturas. Para Apichatpong, quien sí cree en la transmigración de las almas entre los hombres, las plantas, los animales y los fantasmas, “La historia de Uncle Boonmee muestra la relación entre el hombre y el animal, y al mismo tiempo elimina la frontera que los separa.”

La inspiración y motivación de esta película, que en ingles se titula Uncle Boonmee Who Can Recall His Past Live, ha sido un libro que, según se comenta, un monje budista le entregó al propio director. Vale mencionar que el libro fue escrito por ese budista y que las páginas del mismo relatan la historia que llevo el tailandés a la pantalla grande; El tío Boonmee, un hombre del nordeste de Tailandia, que es capaz de acordarse sus vidas anteriores. Claro que en el guión cinematográfico hay ciertas modificaciones y adaptaciones.

Cuando Apichatpong encaró este rodaje, viajó y visitó varios pueblos para encontrarse con familiares de Boonmee. Finalmente se alojó en Nabua para comenzar a rodar el film que se llevo la Palma de Oro.

Para concluir, os dejo una declaración del tailandés sobre una de las ideas del film (reencarnación) y la dirección de cine: “En cierta forma, dirigir una película se asemeja a crear vidas anteriores artificiales. Lo que me interesa, es explorar las entrañas de esta máquina de retroceder el tiempo que es el cine.”

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...