El XXX aniversario de El Cazador se celebra en Madrid

El Cazador

El productor del mítico film de Michael Cimino El Cazador está en Madrid para dar una clase magistral en la Academia de Cine, coincidiendo con el treinta aniversario del film estrenado en 1978. Protagonizada por Robert De Niro, Meryl Streep, Christopher Walken y el malogrado John Cazale, el film es un recordado alegaTo acerca de las consecuencias psicológicas de la guerra de Vietnam en los individuos de una localidad norteamericana de Pennsylvania. La película fue nominada a nueve Oscar y obtuvo cinco de ellos, incluyendo mejor película, director y actor secundario (Walken).

Acerca de la película, Peverall ha considerado que lo maravilloso es que se trata de «una historia atemporal que nunca pasará de moda ni estará anticuada, porque habla de la vida misma, que continúa», explicó insistiendo en que siempre será «una historia joven«. El film ha dejado no pocas imágenes perdurables en la retina, la más importante de ellas referentes a la imponente escena de la ruleta rusa que marcará de por vida a los implicados en ella.

El productor, que ahora mismo busca financiación para algunos de sus nuevos proyectos, considera que la industria «no ha cambiado ni cambiará demasiado» y apuntó que si tuviera que dar un consejo a un joven productor en estos momentos sería: «Apréndete bien el guión del revés. Hay que meterse en él tanto o más que los actores».  Ha lamentado, eso sí, que la misma esté dirigida por hombres de «traje gris» que bien poco saben de cine.

Respecto a las relaciones con el director Michael Cimino -que se sometió recientemente a una operación de cambio de sexo, por aquello de ponerle el punto grotesco a la noticia-, Peverall admitió en varias ocasiones que no le cae bien. «No me gusta, no es agradable, pero sí un gran director«, aclaró. En este sentido, recordó que, a diferencia de otros realizadores, que hacen dos o tres tomas, el director de Las puertas del cielo llegaba a hacer 14, por lo cual el film resultó muy caro, concretamente alcalzó los 12 millones de dólares.

Acerca de la realización del film, la misma no estuvo ausente de problemas. El guión era reescrito día a día, y según recuerda Peverall, el gobierno de Tailandia, donde se rodó parte del film, se había comprometido a «proporcionarnos helicópteros, vehículos militares y equipos sanitarios, pero cuando llegamos allí se habían echado atrás. Un joyero chino amigo mío me recomendó que prometiera al entonces ministro del Interior tailandés aportar fondos para levantar un monumento a la policía y que propiciara un encuentro entre él y De Niro. Así lo hicimos y conseguimos lo necesario, pero poco después a este ministro le arrestaron en su casa y jamás volví a saber nada de él».

Puel lo dicho, que los afortunados que puedan asistir a dicha jornada magistral podrán, sin duda, hacerse con un buen puñado de conocimientos de cine de ese que no se olvida.

Fuente | El Mundo

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...