‘Exit Marrakech’, una simpática road movie, inaugura la 16ª edición del Festival de Cine Alemán

La película de Caroline Link nos muestra la particular relación entre un padre divorciado y su hijo, un adolescente germano que descubre Marruecos durante unas vacaciones.

El Festival de Cine Alemán acude a su cita anual con la capital de España, donde ya se ha ganado un nombre dentro de los aficionados al séptimo arte. La 16ª edición del certamen, que se prolongará hasta el próximo día 14 de junio en el madrileño cine Palafox, ofrecerá una selección de la cosecha germana de largometrajes y cortometrajes más recientes.

‘Exit Marrakech’, el filme de Caroline Link, fue el encargado de abrir este maratón de cine. Recordemos que la directora ganó el Óscar a la Mejor Película de Habla No Inglesa con ‘En un lugar de África’. Como aquel filme, la realizadora aborda temas como la familia y las particulares vivencias de alemanes en el continente africano, aunque en esta ocasión sitúe su historia en el presente.

El filme sigue los pasos de un adolescente que deja el internado donde estudia para pasar las vacaciones con su padre, que se encuentra en Marruecos dirigiendo una representación teatral. El chico, que mantiene una relación distante con su progenitor, decide descubrir el país menos turístico y más auténtico. En su particular búsqueda del verdadero espíritu del lugar acabará enamorándose de una joven prostituta.

Caroline Link ofrece una simpática road movie que trata de reflejar los contrastes culturales entre Europa y África, y las problemáticas relaciones entre los hijos de padres separados y sus progenitores. Por otra parte, casi en un segundo plano, la cineasta plasma de manera certera la diferencia entre viajero y turista que el escritor Paul Bowles, al que se cita expresamente en el filme, abordara en parte de su obra literaria. El vástago es el viajero que se sumerge en la cultura en la que visita,mientras que el progenitor es un mero turista que se encuentra de paso e intenta alejarse de la realidad de la calle.

Link logra los momentos más emotivos del filme cuando nos muestra el proceso de fascinación de ese joven europeo que se encuentra fascinado con el país que visita, mientras que cae en el lugar común cuando se adentra en las complicadas relaciones entre padre e hijo. Hay que reprocharle también a la directora y guionista que pase algo de puntillas por temas espinosos como la homosexualidad en el mundo musulmán o los movimientos revolucionarios que agitaron el norte de África en esta segunda década del siglo XXI.

No obstante, pese a la irregularidad del conjunto, ‘Exit Marrakech’ es una más que agradable película que logra el interés del espectador gracias al estupendo retrato de sus dos protagonistas y a las magníficas interpretaciones del jovencísimo Samuel Schneider y el veterano Ulrich Tukur, que dan vida a ese hijo y ese padre que se han distanciado en exceso.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...