Festival de Cine Italiano de Madrid: ‘Profezia. L’Africa di Pasolini’ y ‘Il giovane favoloso’

Los retratos del escritor y cineasta Pier Paolo Pasolini y el poeta Giacomo Leopardi protagonizan el segundo día de proyecciones en el certamen

Profezia LAfrica di Pasolini

La tercera jornada del Festival de Cine Italiano de Madrid y la segunda de proyecciones del certamen estuvo dedicada a retratar a dos grandes intelectuales de la cultura transalpina: el escritor y cineasta Pier Paolo Pasolini y el poeta Giacomo Leopardi.

El autor de ‘El evangelio según San Mateo’ ya tuvo su particular espacio en el primer día de visionados, como parte del documental ‘Felice chi è diverso’, aunque ‘Profezia. L’Africa di Pasolini’ le tiene como gran protagonista . La cinta de Gianni Borgna y Enrico Menduni subraya la relación de la obra poética y cinematográfica del autor de ‘Mamma Roma’ con el denominado ‘Continente negro’. Hay espacio para que conozcamos cómo hubiera sido una Orestiada africana a través de unas imágenes tomadas por el propio realizador y descubrimos algunos de los proyectos que tenía el director para llevar a cabo en la zona. Sin embargo, el documental pierde el foco en algún momento, abordando otros aspectos de la vida del retratado que no siempre tienen relación con la perspectiva inicial y aventurando alguna conclusión curiosa: que los africanos han conquistado parte de la Italia del siglo XXI, especialmente los barrios humildes en los que Pasolini ambientó filmes como ‘Accattone’. Sin ser un documental perfecto, la película puede tener cierto interés para amantes de la obra del añorado intelectual.

Imagen de Il Giovane Favoloso

La jornada centrada en los retratos de artistas famoso prosiguió con ‘Il giovane favoloso’, biopic del poeta italiano Giacomo Leopardi dirigido por Mario Martone. El responsable de la soporífera ‘Noi credevamo’ sigue los pasos del artista italiano desde su niñez hasta su juventud. Así conocemos su extrema sensibilidad e inteligencia o su escasa fortuna entre las mujeres. A la vez somos testigos de los problemas que tuvo al sufrir la enfermedad de Pott, que fue poco a poco arqueando su espalda hasta convertirle en un jorobado. Elio Germano, uno de los actores italianos más dotados de su generación, inyecta energía a un personaje torturado que es un verdadero caramelo para cualquier intérprete que se precie. Lástima que el resto del largometraje no esté a la altura. El guion recae en numerosas reiteraciones, los personajes secundarios tienen nula o escasa entidad y elementos como la banda sonora, que incluye canciones con escaso sentido dramático, molesta más que ayuda. Martone, como le ocurriera en la citada ‘Noi credevamo’, se refugia en la coartada histórica para ofrecer una película acartonada y aburrida que no hace justicia al personaje que retrata. Dudamos que el éxito de taquilla que ha tenido en Italia se repita en cualquier otro lugar del mundo.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...